El taxi prepara la gran guerra contra Cabify y Uber en Barcelona

El sector lamenta que las VTC incumplan “sistemáticamente” y esperan la llegada de la aplicación pública

BARCELONA. METRÓPOLI. RUBÉN PACHECO.- Los taxistas de Barcelona y el área metropolitana han llegado al límite. Desde el inicio de la pandemia de coronavirus, su situación laboral no ha dejado de complicarse, y la tendencia no augura demasiados cambios.

Paradas llenas de chóferes son la evidencia de la grave crisis por la que pasa el sector. Su facturación se ha desplomado, y la administración pública no está dando respuesta a un momento crítico.

La falta de control a las VTC y la eterna promesa que nunca llega de la app pública del taxi por parte del IMET han hecho estallar al sector. En consecuencia, y de forma unánime, las principales asociaciones del taxi cuyos afiliados operan en la capital catalana y ciudades cercanas se manifestarán el próximo jueves por la ciudad. Una marcha lenta de conductores llegará a la plaza Sant Jaume, donde esperan poder reunirse con la alcaldesa y presidenta del AMB, Ada Colau, y con el teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle.

HASTA QUE SE CUMPLA LA LEY

El portavoz de Élite Taxi Barcelona, Tito Álvarez, asegura que el taxi no va a cesar en su lucha “hasta que se cumpla la ley“. En este sentido, asegura que los “Cabify se están riendo de la Guardia Urbana“, por lo que el próximo jueves saldrán a la calle para “decirle a todo el mundo que los coches son ilegales, no tienen la ITV pasada y están trabajando como taxis”.

Álvarez lamenta que el sector lleva “siete años” en esta situación, por lo que el taxi no dudará en “colapsar la ciudad cada semana o cada mes” si los incumplimientos de las VTC continúan.

90% DE VTC SIN ITV

El líder sindical afirma que “para la Guardia Urbana las VTC no son una prioridad“, algo que se refleja en la falta de sanciones a las mismas. “Un coche de Cabify va rotulado, está totalmente prohibido que esté aparcado en la vía pública si no tiene un servicio contratado”, explica para mostrar lo fácil que sería para la policía barcelonesa sancionar a quienes incumplan la ley.

Fila de taxistas que participaron en una marcha lenta en Barcelona / EUROPA PRESS
Fila de taxistas que participaron en una marcha lenta en Barcelona / EUROPA PRESS

Además, recuerda que los vehículos VTC deben pasar la “ITV cada dos años”, algo que no se cumple porque formalmente constan como “vehículos de renting: “El 90% de coches de Cabify tienen más de dos años sin ITV”, garantiza. Álvarez también lamenta que el Ayuntamiento no incluya al taxi en el “urbanismo táctico“, como tantas veces se ha reclamado desde el sector para solucionar el colapso que sufren las paradas barcelonesas. “¿Por qué al taxi no se le pueden hacer paradas aunque sean provisionales?”, cuestiona.

Por todo ello, el portavoz de Élite asegura que no van a dudar en “señalar con nombres y apellidos” hasta que se haga cumplir la ley. “Nos da igual que sea Ada Colau, Damià Calvet o Albert Batlle“, relata.

INCUMPLIMIENTO SISTEMÁTICO

Jaime Sau, Secretario de la Unión Barcelona del STAC, recuerda la falta de control actual “a las VTC”, que “incumplen sistemáticamente el reglamento metropolitano“. El portavoz recuerda que éstas tienen que “guardar dos días a la semana de descanso“, y disponer de unos adhesivos “de control” que testifiquen el cumplimiento.

Además, denuncia que se están incumpliendo los “15 minutos de precontratación” y se les está facilitando “autorizaciones especiales” sobre las que el IMET guarda silencio. También insiste en que estos vehículos “no pueden estar estacionados en la vía pública esperando los servicios”.

EXPEDIENTES ABIERTOS

El IMET aseguró a los taxistas que, actualmente, existen 600 expedientes abiertos a VTC por incumplimiento de normativa, pero no soluciona las dudas de los conductores respecto a estos informes.

Vehículos VTC en la avenida Diagonal de Barcelona / EFE
Vehículos VTC en la avenida Diagonal de Barcelona / EFE

Respecto a la imposición de sanciones, Sau explica que los chóferes reciben siempre la misma respuesta. “Dicen que tienen que formar a la Guardia Urbana, llevan dos años así”, lamenta.

APP PÚBLICA, LA ETERNA PROMESA

El portavoz sindical insiste en la necesidad de la llegada de la aplicación pública del taxi, una eterna promesa que se resiste a su llegada. “Nos han dado muchas fechas, y la última no la han cumplido. Dicen que hasta el verano del año que viene no va a estar, queremos que se agilice”, remarca Sau. Por todo ello, subraya que los taxistas se sienten “desamparados por el AMB” y recuerda el carácter imprescindible de la protesta del próximo jueves: “No lo hacemos por gusto, lo hacemos por necesidad”.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *