Los taxistas piden reducir la flota para superar la crisis

En la parada de taxis de Rambla de Catalunya-Diputació el tiempo de espera para tener cliente ahora es de 30 a 40 minutos; hace dos años no llegaba ni a 10. Los conductores antes trabajaban unas 10 horas al día y ahora no bajan de 14 a 16. “Y a veces no alcanzamos la hoja”, explica Jordi. La “hoja” es el ingreso mínimo para que cuadren las cuentas.

La ocupación media de cada taxi no supera el 35%, cuando hace dos años era del 60%. La situación de crisis ha llevado al sector a plantear a la Administración medidas provisionales, como trabajar por turnos de ocho horas y retirar unos 2.200 vehículos al día. La flota de taxis es de 10.250 vehículos, con más de 13.500 conductores. Unos 3.000 vehículos trabajan a doble turno. Diferentes asociaciones del taxi (entre ellas el sindicato STAC) organizadas en la Plataforma por un Taxi Rentable han mantenido varias reuniones con el gerente del Instituto Metropolitano del Taxi (IMET) para plantear las dificultades y pedir soluciones. Si antes del 10 de febrero no hay acuerdo, los taxistas podrían pasar a la acción.

El IMET no ve el panorama tan negro y no se aviene al planteamiento de los taxistas. Cree que reduciendo la flota el 10% al día sería suficiente. En opinión del instituto, la caída de la demanda no ha sido tal y acceder a la petición del sector supondría dejar a la ciudad y el área metropolitana sin el servicio que requiere.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *