El taxi se hunde con pérdidas superiores al 90% en zonas turísticas

El sector lamenta que las administraciones se hayan focalizado en otros medios de transporte y recuerdan que está en juego el sustento de 100.000 familias

MADRID. ECONOMÍA DIGITAL.- Ni Uber, ni Cabify: la Covid-19 ha puesto en serios apuros al sector del taxi, que se enfrenta a su peor crisis en décadas y ve amenazada su continuidad. El gremio ha cifrado en 67% las pérdidas de su facturación, cifra que se desborda hasta el 90% en áreas turísticas.

Fedetaxi, la principal asociación de este servicio público de transporte, ha advertido que la previsión parra el próximo año es “cada día más negativa” y han criticado que la Ley de Movilidad Sostenible no contenga ninguna medida relativa al sector del taxi. La entidad ha criticado el silencio del Gobierno tras medio año pidiendo que aborde una crisis que afecta a más de 100.000 familias.

La asociación ha criticado que los gobiernos regionales y los ayuntamientos han priorizado los rescates para otros medios de transporte a costa de desatender al taxi. “Lo que aboca a la ruina a miles de trabajadores autónomos del sector”, ha lamentado Fedetaxi.

Faltan ayudas ante el drama del taxi

La organización ha denunicado que las prestaciones por cese de actividad, el aplazamiento del pago de algunos impuestos y la reducción de las cotizaciones sociales han sido “manifiestamente insuficientes” para hacer frente a la dramática situación por la que atraviesa el sector.

Fedetaxi ha señalado que los anuncios de mayor presión fiscal, y de cotizaciones, junto con la imposición de trámites como las “dobles ITV” están asfixiando a miles de familias. En este contexto, la asociación ha avanzado que modificará su documento 10 medidas urgentes para la recuperación del sector del taxi y reiterará la necesidad de eliminar cargas sociales y tributarias al sector para evitar su ruina.

Barcelona regulará el taxi con más restricciones

Algunas ciudades han optado por regular de forma mucho más resctrictiva al taxi. Las principales organizaciones de Barcelona –Élite Taxi, STAC, Agrupació Taxi Companys, Anget, PakTaxi y TLU– pidieron una modificación del reglamiento que restrigiera el servicio, puesto que de forma normal siempre hay un 80% de los taxis en circulación.

El Institut Metropolità del Taxi (IMET) se ha puesto manos a la obra para refornar la norma, pese a que esto requerirá varios meses y su aprobación definitiva no será hasta principios de 2021. Hasta entonces, se recomienda que la circulación por las calles de la Ciudad Condal no supere el 60%.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *