El grafiti que un taxista hizo para apoyar al sector del taxi de Barcelona

Juan, taxista asalariado en ERTE, y sus amigos Cristo y Álex, decidieron pintar un mural en la Avenida del Paralelo para apoyar al sector, un gesto que han agradecido mucho los taxistas de la Ciudad Condal

BARCELONA. YO TAXI.- Todos sabemos que el sector del taxi está viviendo uno de sus momentos más difíciles, al igual que otros muchos sectores, por la pandemia del coronavirus.

Juan, taxista asalariado en Barcelona desde el 2018, se encuentra en ERTE en estos momentos, como muchos otros profesionales del taxi. Su pasión por el hiphop y el arte urbano comenzó en los años 90, cuando se mudó a Barcelona. Sin embargo, nos cuenta que llevaba ya unos años alejado del mundo del grafiti, pero debido a su situación laboral en ERTE, recientemente volvió a retomar esta pasión “para matar el tiempo”, tal y como relata a este medio.

Cada domingo, junto a sus compañeros Cristo y Álex, van a pintar algún mural por las calles de Barcelona y, por su vinculación cercana al sector del taxi, a Juan –aunque artísticamente más conocido como Jhon– se le ocurrió que podrían hacer un grafiti para apoyar a este gremio por la situación tan difícil que está viviendo: “Aquí en Barcelona nos movemos mucho por el turismo y está todo muy parado, así que las únicas paradas en las que se trabaja ahora mismo son las que están en los hospitales y poco más, el 80% de las paradas están inutilizables ahora mismo”, relata.

Desde el sector se han mostrado muy agradecidos con este gesto. El grafiti está situado en Avenida del Paralelo, donde se encuentran las tres chimeneas que formaron parte de la antigua central eléctrica conocida como La Canadenca, una zona emblemática y muy concurrida de Barcelona. “Justamente la huelga que tubo lugar en esa central eléctrica en 1919 dio lugar a la jornada de ocho horas en España, así que nos pareció un lugar muy apropiado para pintar este grafiti reivindicando el papel tan importante que juega el sector del taxi en la sociedad actual”, puntualiza Juan.

Su opinión acerca de multinacionales como Cabify, a la que hacen referencia en el propio mural, es clara: “Para mí Cabify es como comparar a un camarero que trabaja en un restaurante de cadena rápida o en un restaurante de prestigio. Pues el taxi sería el restaurante de prestigio. Al igual que ocurre con plataformas como Glovo, Deliveroo, que están desprotegidos totalmente. La gente no es consciente de lo que conlleva pedir comida a este tipo de plataformas, pero nos estamos cavando nuestra propia tumba”, denuncia.

Sin duda, una forma novedosa de utilizar el arte urbano para apoyar y darle visibilidad al gremio del taxi, y no descartan hacer más murales de este estilo en otras zonas de Barcelona.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *