Barcelona instalará este año 46 nuevos radares de velocidad

Los nuevos puntos de control se colocan por primera vez en el interior de la ciudad, como en Aragó y Balmes, y se suman dos de tramo

  • Aragó y Balmes tendrán tramos con la velocidad limitada a 30 por la presencia de centros escolares

  • El túnel de la Rovira y el de Badal contarán por fin con el radar de tramo prometido en el 2017

BARCELONA. EL PERIÓDICO. CARLOS MÁRQUEZ.- Ya estaban aquí. Detrás de un contenedor o en una esquina del Eixample. Pero eran controles móviles de la Guardia Urbana de hoy aquí y mañana allá, y poco o nada ayudaban a la seguridad vial y mucho a mancillar la imagen de la policía local bajo el pretexto del afán recaudatorio. Ahora los radares de velocidad entran de manera contundente en Barcelona, y lo hacen en forma de puntos fijos señalizados tanto en calles con elevado índice de siniestralidad como en entornos escolares. Se suman al proyecto otros dos radares de tramo, uno en la Ronda del Mig y otro en el túnel de Rovira. Se podría seguir pensando en que el consistorio solo busca meterse en el bolsillo de los ciudadanos, pero la experiencia demuestra que obligar a levantar el pie del acelerador reduce la siniestralidad.

 

La medida se enmarca en la búsqueda de esa ciudad ‘slow‘ que defiende el gobierno que forman ‘comuns’ y socialistas. La idea es que la velocidad 30 se imponga en buena parte de la ciudad. Ya sucede en el 68% de las calles y la voluntad es cerrar el 2021 con el 75%. Pero claro, una cosa es lo que dice la señal y otra muy distinta el grado de cumplimiento. Ahí es donde, además del civismo del conductor, entran los radares. Antes de que termine el año -esa es la promesa lanzada este lunes por la concejala de Movilidad, Rosa Alarcón– Barcelona tendrá ya colocados 32 nuevos radares de punto fijo en el interior de la ciudad (pueden revisar la lista al final de la noticia). Hasta ahora solo había una decena en los accesos, un modo de recordar a los conductores que la vía rápida por la que venían terminaba ahí. Se instalarán en calles 30 y arterias principales con elevada concentración de siniestralidad.

Escuelas más seguras

Otros 12 radares (lista al cierre del texto) se colocarán en entornos escolares en los que la velocidad, además, se limitará a 30 kilómetros por hora. Si la calle tiene un solo carril de circulación, ese ya es el límite que permite la ordenanza, pero si se trata, por ejemplo de la calle Aragó, donde el tope está en 50, los conductores deberán reducir justo en el punto en el que esté situado el poste. Sucederá, de hecho, entre Bruc y paseo de Gràcia, donde se encuentran las escuelas Lestonnac y Escolàpies Llúria. Otra calle rápida emblemática limitada será Balmes, con dos tramos 30 entre Marià Cubí y Travessera de Gràcia y entre Francolí y Sanjoanistes.
En cuanto a los radares de tramo, al de la Ronda de Dalt plantado en 2016, entre Karl Marx y Trinitat en sentido Besòs, se le unen ahora el del túnel de la Rovira y el del túnel de Badal, de Cerdà hasta la Diagonal. En los dos casos, en ambos sentidos. En el de la Ronda del Mig ya había un radar fijo por sentido que desaparecerá. Para el año que viene está previsto instalar otro en la Ronda Litoral a la altura del Moll de la Fusta, entre la Barceloneta y Miramar. Estos radares ya fueron anunciados en el 2017, pero según Adrià Gomila, director de Movilidad, “se ha dado prioridad a otros proyectos“. La instalación de estos elementos se ha demostrado eficaz para reducir los siniestros. Las cifras a finales del 2017 demostraban una bajada del 21% del número de accidentes y de un 35% en la cifra de heridos. También los radares colocados en las rondas a principios de siglo achicaron los accidentes. En marzo del 2003 se instalaron ocho y unos meses después la cifra de siniestros había bajado cerca del 30%.
El ayuntamiento también seguirá apostando por los radares pedagógicos, esa pantalla que marca la velocidad, que sirve para elaborar estadísticas pero que no genera sanción alguna. El primero se colocó en la avenida de Foix, en Sarrià, en el 2013, en plena bajada desde la Ronda de Dalt. Desde entonces se han instalado en más de 100 puntos de la ciudad en los que se ha demostrado que la medida tiene utilidad durante las primeras semanas. Luego, según ha admitido Gomila, los conductores se relajan y se acostumbran a la cara triste que suele acompañar a la velocidad en rojo que indica que están por encima del límite. De cara a al 2021 la idea es añadir 30 ubicaciones nuevas

LISTA DE NUEVOS RADARES FIJOS

▪ Pau Claris a la altura de plaza de Urquinaona

▪ Aragó, entre Urgell y Casanovas

▪ Aragó con Corunya

▪ Diagonal con Roger de Flor

▪ Diagonal con Numància

▪ Diagonal, a la altura de palacio de Pedralbes

▪ Paral·lel con Palaudàries

▪ Gran Via Corts Catalanes esquina Química

▪ Gran Via Corts Catalanes con Sant Roc-Sant Germà

▪ Gran Via Corts Catalanes a la altura de Selva de Mar

▪ Calle A a la altura del número 2, en la Zona Franca

▪ Túnel de la ronda General Mitre, desincorporación hacia Can Rábia

▪ Balmes-General Mitre

▪ General Mitre con Ganduxer

▪ Bonanova a la altura de Anglí

▪ Bonanova con Iradier

▪ Isaac Newton con Císter

▪ Avenida Foix a la altura de Ramon Miquel i Planes

▪ Avenida de Vallvidrera en el ámbito de la estación de Peu del Funicular de FGC

▪ Anglí con Hort de la Vila

▪ Travessera de Dalt esquina Verdi

▪ Avenida del Estatut con Jorge Manrique

▪ Piferrer a la altura de Alella

▪ Paseo de Fabra i Puig con Canigó

▪ Santander-Cànem

▪ Felip II a la altura de Múrcia

▪ Ferran Junoy con Sao Paulo

▪ Avenida de la Meridiana con Sant Antoni Maria Claret

▪ Avenida del Litoral con Arquitecte Sert

▪ Avenida del Litoral, entre Llacuna y Jaume Vicens Vives

▪ Rocafort-Sepúlveda

▪ Calle de Sants a la altura de Espanya Industrial

 

RADARES EN ENTORNOS ESCOLARES CON VELOCIDAD LIMITADA A 30

▪ Numància, entre Anglesola y Déu i Mata (escuelas Ítaca i Anglesola)

▪ Aragó, de Bruc a paseo de Gràcia (Lestonnac y Escolàpies Llúria)

▪ Mallorca, de Nàpols a Roger de Flor (Dominiques)

▪ Mallorca, de Muntanya a Fontova (escuela Dovella)

▪ Travessera de Gràcia, de Aribau a Alfons XII (Infant Jesús)

▪ Indústria, de Sant Quintí a Conca (Miralletes y instituto Moisès Broggi)

▪ Sant Antoni Maria Claret, de Trinxant a Guinardó (Antoni Balmanya)

▪ Balmes, de Marià Cubí a Travessera de Gràcia (Escola Pia)

▪ Balmes, de Francolí a Santjoanistes (Poeta Foix)

▪ Entença, Provença-Rosselló (escuelas Xirinacs y Entença)

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *