Taxistas de Murcia recurren a Serrano para acabar con la “mafia” de chóferes ilegales

Las limitaciones al ocio nocturno por la covid-19 trasladan a la Estación de Autobuses el «punto caliente» donde más se producen los servicios de transporte ilícitos

MURCIA. LA OPINIÓN DE MURCIA. ALBA MARQUÉS.- Los taxistas de Murcia llevan meses intentando conseguir una audiencia en el Ayuntamiento para trasladar su lucha contra la «mafia» de chóferes ilegales que obstaculizan el trabajo de los servicios públicos de transporte. El 13 de noviembre de 2020 presentaron el primer escrito en el que solicitaban que el anterior alcalde, José Ballesta, les recibiera, y a principios de este año 2021 hicieron lo propio. «No recibimos respuesta en ninguno de los dos casos», denuncia el letrado Valentín Fernández, quien ayer volvió a dirigirse a la Glorieta para pedir una reunión con el actual regidor, José Antonio Serrano, en representación de los más de 200 taxistas que forman la Sociedad Cooperativa Radio Taxi Murcia y el resto de profesionales independientes. El sector confía en que el nuevo Gobierno municipal les atienda y ponga fin al «grave problema de intrusismo profesional» en el transporte público, que estiman que provoca pérdidas de hasta 3.000 euros al día.

Lejos de solucionarse la conflictiva situación, desde que los taxistas dieron la voz de alarma a finales del año pasado se ha producido una «severa degradación» de la misma. Las fricciones con los conductores ilegales han aumentado, hasta el punto de producirse altercados al borde de las agresiones físicas.

Ahora que las zonas de ocio nocturno como Atalayas o Mariano Rojas están prácticamente inactivas a consecuencia de las restricciones por la covid-19, los alrededores de la Estación de Autobuses de Murcia se han convertido en el «punto caliente» donde los taxistas ilegales operan en mayor medida. Allí abordan a los viajeros y les insisten en elegir sus servicios ilegítimos a un precio menor del oficial y, aprovechándose de las limitaciones por la pandemia, les ofrecen la posibilidad de saltarse la norma que reduce al 50% el aforo de pasajeros en el vehículo .

Además, «de manera descarada, practican conductas desleales hacia los profesionales autorizados», denuncia el letrado Fernández. Bloquean la señal luminosa de los taxis oficiales, interceptan a pasajeros, llegan a «exhortar y coaccionar a los taxistas para que se vayan», e incluso «estafan y roban a clientes que aceptan irse con ellos». Por ello, el sector destaca que no se trata de una cuestión meramente económica, «sino de un grave problema de seguridad ciudadana que el Consistorio debe abordar».

Cartel que colgará los taxistas en la Estación de Autobuses de Murcia,

Cartel que colgará los taxistas en la Estación de Autobuses de Murcia,

Carteles para avisar a los viajeros

Mientras esperan a que el Ayuntamiento comience a zanjar esta problemática, el sector ha acordado con la dirección de la Estación de Autobuses de Murcia colocar carteles que avisen a los viajeros del peligro de los taxis ilegales y los animen a utilizar los oficiales. Los taxistas prevén que los rótulos, en los que se puede leer «por tu seguridad, utiliza solo servicios públicos. El resto de vehículos no están autorizados», estarán colgados la semana que viene.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *