Rosa Alarcón,“El taxi ha demostrado lo mejor que lleva dentro: la calidad como servicio público”

Rosa Alarcón, presidenta del IMET
  1. Prácticamente, lleva dos años como presidenta del IMET, ¿qué visión tiene en la actualidad del taxi?

Pues lamentablemente, estos casi dos años de mandato han estados marcados por la pandemia de la Covid-19. Aún así, ante las adversidades del momento, el sector ha demostrado lo mejor que lleva dentro: la calidad como servicio público. Estuvieron ofreciendo servicios altruistamente en el momento más duro de la primera ola, siempre encarando de manera muy constructiva la crisis y la necesaria modernización, para salir reforzados.

  1. ¿Qué necesita el taxi?, desde el punto de vista de la Administración.

En todas las conversaciones con los taxistas siempre sale la misma palabra: modernización. Creo que claramente ese es el camino, y que la Administración tiene que acompañar en ese proceso. Las ciudades están en plena transformación y la movilidad es una de las piezas claves para su desarrollo.

  1. Tras la pandemia, aflorará una crisis general en todos los aspectos que afectará directamente al taxi: ¿Qué va a pasar en el sector en cuanto a la adecuación de la oferta y la demanda?

El paso del tiempo supondrá que haya un aumento de la actividad. Barcelona y sus alrededores han entrado en una especie de letargo porque la restricción de la movilidad ha sido, posiblemente, la herramienta más usada para combatir la propagación del virus. Conforme vayamos recuperando la normalidad, mejor le irá al sector del taxi.

  1. Ante la llegada a España de Fondos Europeos de Recuperación, ¿el MET tiene previsto solicitar dinero para modernizar el sector, por ejemplo, establecer la APP pública?

Los Fondos Europeos suponen una oportunidad para dar una aceleración a la transformación de nuestro país y facilitar la transición hacia una movilidad más sostenible. En este sentido, el taxi debe jugar un papel claro.

Desde el Institut Metropolità del Taxi (IMET), conjuntamente con el AMB y con el Ayuntamiento de Barcelona, estamos trabajando en propuestas como la electrificación de la flota de vehículos o la App pública del servicio de taxis, que nos ayudará a digitalizar la petición a mano alzada. La aplicación permitirá al usuario geolocalizar cuales son los taxistas que están más cerca suyo y solicitar el servicio. El objetivo es reducir el número de taxis que circulan vacíos por la ciudad, y que, gracias a esta aplicación, cualquier ciudadano pueda pedir un taxi.

Lo que pretendemos hacer es mejorar la solicitud del servicio, no entraremos a comercializar como hacen las otras aplicaciones privadas que ya existen. Queremos que toda la flota tenga la oportunidad de formar parte de una App pública i universal.

  1. Desde el punto de vista de la presidenta del IMET, ¿qué se debería de plantear el sector del taxi?

Creo que es muy importante apostar por este sector, que se está modernizando. Actualmente, el 37,6% de los taxis del área metropolitana de Barcelona ya son híbridos.

Tenemos la red pública de carga eléctrica más importante de cualquier ciudad europea, con 555 puntos y es muy importante apostar por la electrificación de los taxis.

Este año hemos introducido una tasa a este tipo de energía para que facilite la entrada de empresas privadas y así favorecer un despliegue mayor de esta infraestructura tan necesaria. En cuatro años, queremos doblar el número de cargadores de la ciudad y que las gasolineras incluyan electrolineras entre su oferta de surtidores.

  1. ¿Qué va a pasar con los VTC, de qué forma se va a ser más estricto en el cumplimiento del Reglamento? ¿Habrá más inspección?

Hemos sido estrictos desde que entró en vigor el Reglamento Metropolitano de VTC. Le recuerdo que tiene artículos suspendidos por el TSJC que no se pueden aplicar y por tanto no se puede sancionar su incumplimiento. Se están poniendo denuncias, fundamentalmente, por Guardia Urbana de Barcelona e Inspectores del Taxi, abriendo expedientes sancionadores de los cuales algunos se ha pagado la multa económica y otros siguen su trámite de recursos y así continuaremos hasta el final.

  1. A partir de 2022 vence el plazo indemnizatorio que el Decreto Ábalos daba a las VTC. Por tanto, desde esa fecha solo podrán realizar servicios interurbanos. ¿Cómo garantizará el AMB Que así sea?

A partir de esa fecha se darán situaciones diversas en función de la fecha en que los Tribunales fueron obligando a otorgar autorizaciones VTC por ejecución de sentencia, por tanto, bajará el número de las VTC de forma considerable, pero continuarán otras hasta el cumplimiento de los cuatro años indemnizatorios. A partir de entonces, respecto de las que hayan cumplido el tiempo indemnizatorio será la Generalitat de Catalunya quien deberá actuar contra aquellos titulares que hagan servicios urbanos habiendo cumplido el periodo indemnizatorio, ya que el IMET no podrá actuar sobre estas autorizaciones. El IMET continuará con su control y aplicación del Reglamento Metropolitano de los VTC sobre las autorizaciones que todavía estén en el periodo indemnizatorio.

  1. En la próxima legislatura, se va a elaborar una nueva ley para el taxi: ¿Cuál es la apuesta del IMET?

Hace tiempo que la Ley del Taxi debería estar sobre la mesa para poder debatir juntamente con el sector sobre cómo debemos poner los cimientos del taxi del futuro.

  1. En la movilidad que se dibuja en la ciudad de Barcelona se visualiza más kilómetros para las bicis, cierre de calles… ¿el taxi se va a ver favorecido? ¿de qué manera se va a ver afectada la velocidad comercial? ¿y los giros en los carriles bus taxi, en los cuales ya hemos pedido unos cuantos como han sido en la Diagonal?

Es fundamental que la transformación de las ciudades vaya en la línea de favorecer la sostenibilidad y la movilidad. Esto quiere decir que se debe potenciar el caminar, el transporte público y la bicicleta. El taxi juega un papel especial en el transporte público porque es el que tiene mayor capacidad de adaptación. Es el único que te puede garantizar el desplazamiento puerta a puerta. Por tanto, la línea de trabajo va en este sentido: que haya más carriles bus/taxi, más paradas distribuidas por la ciudad, que se pueda garantizar el acceso al servicio…En definitiva, que el taxi sea perfectamente compatible con la nueva estructura de la ciudad.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *