MyTaxi propone más tarifas cerradas y taxis compartidos para plantar cara a Uber

Pablo Sánchez Pérez, director general de MyTaxi en España.

Pablo Sánchez Pérez, director general de MyTaxi en España.

MADRID. EXPANSION. I.DE LAS HERAS / J.G.FERNÁNDEZ MADRID.- Simplificar y modernizar tarifas para no perder la batalla por la movilidad. Esa es la propuesta que lanzó ayer MyTaxi, la aplicación en la que muchos taxistas han encontrado su principal aliado tecnológico, en pleno conflicto entre el sector y las plataformas de vehículos de transporte con conductor (VTC).

“Planteamos una actualización del sector, pero no en busca de una desregularización ni del modelo que ofrecen otras plataformas”, afirmó a EXPANSIÓN el nuevo director general de MyTaxi en España, Pablo Sánchez Pérez, en alusión a Uber y Cabify.

El directivo acaba de asumir el cargo, tras su paso por empresas como Microsoft, Vodafone o Huawei, y lo hace en uno de los momentos más delicados para el taxi, en el que la guerra se libra precisamente en el campo de la transformación digital. En juego, un sector que factura 2.350 millones al año.

La propuesta en detalle de MyTaxi la explicaron ayer Sánchez Pérez y la responsable de márketing de la empresa, Sandra Sancho, durante la presentación de un estudio sobre “disrupción constructiva para la sostenibilidad de la industria del taxi”.

La empresa aboga por simplificar las tarifas “para que tengan más claridad”, aseguró Sánchez. Como parte de esta medida, defiende la aplicación en los horarios de baja demanda de tarifas cerradas, como las que ya existen en los trayectos de aeropuerto en Madrid y Barcelona.

De esta forma, los usuarios podrán saber de antemano cuánto van a pagar y disfrutar de mayor transparencia en el servicio. Según una encuesta de MyTaxi, incluida en el estudio, el 69% de los usuarios de taxi recurre a este servicio por la noche.

También aboga por “reemplazar el régimen de descansos” de los taxistas y flexibilizar los horarios en los momentos de mayor demanda “dentro de unos límites que garanticen la seguridad”, así como regular el concepto de taxi compartido, que “ya se aplica en ciudades como Varsovia”, indicó.

La directora de márketing citó además otras propuestas como la de fomentar un mercado bajo demanda, lo que “ayudará a descongestionar las ciudades”, y el uso de incentivos de la Administración para abordar la transformación del sector.

“El taxista siente la necesidad de no quedarse atrás y tiene la voluntad de mejorar y adaptarse a la era digital”, sostuvo Sancho.

MyTaxi dice no haber sufrido en su negocio el efecto del enfrentamiento entre los taxistas y las empresas de VTC, pese a la conflictividad de los últimos días desatada por la sentencia del Tribunal Supremo que avala las miles de licencias concedidas a las nuevas plataformas entre 2009 y 2013, con las que se rompe la proporción de uno a treinta a favor de taxi fijada por el Ministerio de Fomento.

7.600 TAXISTAS

De las casi 70.000 licencias de taxi en España, 7.600 ya usan el servicio de MyTaxi, un 60% más que hace dos años. La aplicación es mucho más popular en Madrid y Barcelona, donde se concentran el 45% y el 25%, respectivamente, de los taxistas inscritos.

En la capital, donde hay 16.000 licencias de taxi, el incremento en los dos últimos años ha sido del 64%, frente al 71% en la ciudad condal, que tiene 10.450 licencias. Una tercera parte de los ingresos de los taxistas inscritos ya procede de su aplicación.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *