La CEOE pide un endurecimento en las condiciones de jubilación.

Gerardo García Ferran, presidente de la CEOE
Gerardo García Ferran, presidente de la CEOE

El Comité Ejecutivo de CEOE va a pedir el alargamiento hasta los 67 años en la edad de jubilación y la ampliación del periodo de computo a veinte años, algunas organizaciones de autónomos como UPTA y en Catalunya el STAC, que representa a los taxistas autónomos, han criticado esta posición.
CEOE, y su organización Cepyme, dicen representar a los autónomos, “pero una vez más demuestran que sólo les importan los intereses de las grandes empresas y que ven el sistema de protección social sólo desde la perspectiva de los empleadores, olvidando los legítimos intereses de los autoempleados y las empresas individuales”, señaló Sebastián Reyna, secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos.
En la actualidad, la ampliación de la edad hasta los 67 años para acceder a la jubilación puede resultar un mazazo para muchos autónomos que con dificultad mantienen sus negocios hasta los 65, y una traba más para la incorporación de los jóvenes a los negocios familiares. Por otra parte, “la mayoría de los autónomos que están cerca de la jubilación han cotizado por bases más altas durante los últimos periodos de vida laboral, por lo que la ampliación del cómputo a veinte años les perjudica especialmente”, asegura Reyna.
Desde hace algunos años, desde distintas organizaciones de autónomos como UPTA se está incentivando el aumento de las bases de cotización para asegurar a todos los autónomos unas mejores condiciones de jubilación, “lo que no hico la CEOE durante los años en los que parecía representar en exclusiva a este colectivo”, explica el secretario general de UPTA España.

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos está dispuesta a negociar cualquier sacrificio para asegurar la estabilidad financiera del sistema público de pensiones, pero no por ello va a proponer fácilmente o aceptar de forma indiscriminada cualquier propuesta sin buscar las alternativas adecuadas o cuidar los intereses de los sectores más débiles.

Sin duda, la posición de CEOE debilita la mantenida por las principales organizaciones de autónomos y traslada un mensaje catastrofista a un colectivo al que dice representar. “UPTA espera que algunas de las federaciones sectoriales de CEOE que tienen mayor presencia de autónomos se opongan tajantemente a esta propuesta de la gran patronal”, concluye Sebastián Reyna.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *