El Supremo descarta expulsar a Uber, Cabify y el taxi del litigio de la CNMC

+ Emite un auto en el que descarta la salida de las empresas y una providencia recurrible rechazando un escrito de Unauto VTC donde reclamaba la expulsión de los taxistas.

MADRID. EL ESPAÑOL, JESUS MARTINEZ.-  Solución salomónica del Tribunal Supremo. Ha acordado que tanto Uber y Cabify como las asociaciones del taxi se mantengan dentro del litigio iniciado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) contra la regulación de las licencias VTC (vehículo con conductor) impulsada por el Gobierno a finales del año 2015.

Fue en diciembre de 2015 cuando el Gobierno, a través de un decreto ley, ‘resucitó’ varios puntos de la regulación de este sector. El más polémico: la limitación de una licencia de VTC por cada 30 de taxis.

En julio de 2017, la CNMC decide presentar una demanda en el Tribunal Supremo con el objetivo de tumbar esa normativa al entender que los requisitos exigidos son “innecesarios y desproporcionados” y “encubren razones de naturaleza económica en beneficio de la actividad del autotaxi”.

De esta forma, el proceso judicial se abría con dos partes: una, liderada por la CNMC con Uber, Cabify y Unauto (la asociación profesional que engloba a las VTC) y otra, con el Ministerio de Fomento, Fedetaxi, STAC, FAST  y otras asociaciones de taxistas.

Un primer auto no recurrible contra Elite Taxi

Después de que se admitiera a trámite, la Asociación Profesional Élite Taxi interpuso un recurso para tratar de expulsar a Uber y Cabify del proceso. Ahora, el Supremo mediante un auto, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL,decide rechazar esa revocación para expulsar a las dos compañías.

¿La razón? “El interés directo en el presente litigio no queda circunscrito a que las citadas empresas sean titulares de autorizaciones de VTC; el hecho de que sean sociedades que intermedian entre usuarios finales y titulares de licencias les otorga una clara legitimación puesto que la regulación del arrendamiento de vehículos con conductor afecta directamente a la actividad desarrollada por ellas, como ambas aducen en sus escritos”, asegura en el auto.

La consecuencia es que Uber y Cabify seguirán caminando junto a Unauto y la CNMC en este litigio. La Asociación Elite Taxi deberá abonar las costas procesales hasta un máximo de 300 euros.

Una providencia recurrible contra Unauto

Por otra parte, Unauto presentó un escrito, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, con fecha 12 de junio de 2017 y en el que trataba de impugnar la personación de las asociaciones del taxi, entre ellas FEDETAXI, STAC, FAST. “Suplico a la sal que acuerde fijar quienes conforman la relación procesal (…) en calidad de codemandados, expulsando del procedimiento a las organizaciones del taxi en los términos manifestados”, asegura.

Ante este escrito, tal y como obliga la ley, el Tribunal Supremo ha presentado una providencia en la que el tribunal asegura que no ha lugar y pide que se devuelva el escrito. Según explican desde el bufete de abogados de Elite Taxi, esta providencia es recurrible por parte de Unauto.

Decreto del Gobierno

Esta decisión llega en plena batalla con el Ministerio de Fomento por el decreto ley que impulsa para exigir más controles a este sector de las VTC. En la primera propuesta entregada a las partes por el departamento, al que tuvo acceso EL ESPAÑOL, el Gobierno dejará en manos de las comunidades la creación de un registro de actividad de viajes de los coches.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *