El 80% de taxistas reconocen estar afectados psicológicamente por la pandemia

Experimentan de forma habitual preocupación (56,5% mujeres y 65,5% hombres) e incertidumbre (49,3% mujeres y 58,8% hombres) seguido por frustración – en el caso de las mujeres (36,2%) – y tristeza – en el de los hombres (29,6%)

MADRID. ABC. PATXI FERNÁNDEZ.- El 7 de mayo se celebra el Día del taxista. Una celebración que coincide con el nacimiento de Eva Duarte de Perón, fundadora del Sindicato de Taxistas Argentinos en el año 1950.

Se trata de un colectivo que se ha visto afectado por la pandemia en lo referente a su salud mental, ya que ha sido uno de los gremios que ha sufrido especialmente el impacto económico del Covid-19.

En España, los taxistas son mayoritariamente hombres (87%), de 46 años de media y que suelen estar casados (68,7% hombres y 44,9% mujeres), y tener entre tres y cuatro hijos. Además, sus jornadas laborales van más allá de las 8 horas diarias. La mayor parte de ellos cuentan con amplia experiencia en el sector, ya que casi el 50% afirma haber trabajado al menos durante 10 años conduciendo un taxi y operan, principalmente, en grandes ciudades, entre las que destaca Madrid (49,7%) y Barcelona (38%), seguido de Valencia (7,3%), Sevilla (3,1%) y Málaga (2,3%). Son algunas de las cifras obtenidas de la radiografía del sector del taxi y sus profesionales a partir de los datos obtenidos del II Observatorio del Taxista, facilitados a este diario por la plataforma Free Now.

Los confinamientos, las restricciones de movilidad, o el toque de queda son algunas de las medidas sociosanitarias que más han afectado al sector del taxi, sobretodo, a nivel económico. A pesar de haberse visto afectada su actividad por la situación, el sector se ha volcado en ayudar durante la crisis sanitaria, como, por ejemplo, con la campaña «Héroes», en la que participaron 600 taxistas voluntarios para trasladar gratuitamente a los sanitarios a visitas de pacientes en domicilios en la primera ola, o, actualmente, trasladando a las personas a los centros de vacunación.

Además, durante todo este tiempo, han intentado animar a todos sus pasajeros, tal y como indica el 98,6% de las mujeres y el 94,5% de los hombres taxistas que han participado en el II Observatorio del Taxista; aunque dos tercios reconoce haberse visto afectado por sus historias y vivencias compartidas.

Más allá del impacto del Covid-19 en la actividad del sector, la misma ha supuesto un fuerte golpe en la salud emocional de los taxistas. De hecho, el 80% de los taxistas reconoce que su salud mental se ha visto afectada por la pandemia y el 71% dice que ha tenido un impacto alto o muy alto en su estado de ánimo. Las razones que lo justifican son comunes para hombres y mujeres taxistas. El principal motivo es que ha afectado a su situación laboral (34,8% mujeres y 23,5% hombres), seguido del miedo al contagio – tanto propio como de un familiar (4,3% mujeres y 3,8% hombres)- y, el tercer factor, es que ha afectado a su situación familiar y amistades (4,3% mujeres y 3,6% hombres).

En cuanto a los sentimientos que han experimentado, mencionan preocupación (56,5% mujeres y 65,5% hombres) e incertidumbre (49,3% mujeres y 58,8% hombres) seguido por frustración – en el caso de las mujeres (36,2%) – y tristeza – en el de los hombres (29,6%) -. Tanto es así que el propio sector (concretamente, el 34,8% de las mujeres y el 22,3% de los hombres taxistas) declara que les gustaría recibir algún tipo de ayuda como asistencia psicológica o acceso a información específica en torno al Covid-19 destinada al taxi.

Taxistas por tradición familiar

En cuanto a las razones para elegir dedicarse al taxi, hay diferencias entre hombres y mujeres. Ellos lo eligen, principalmente, por cuestiones económicas (31,1%) y ellas porque les permite conciliar la vida personal y profesional (36,2%). De hecho, el estudio concluye que el 76,8% de las mujeres del sector compatibilizan de forma adecuada la vida personal y laboral, un sentimiento que se ha incrementado en un 26 % tras la pandemia.

Otro motivo que destaca para desempeñar esta profesión, es hacerlo por tradición familiar, tal y como señala el 18,9% de los hombres y el 20,3% de las mujeres taxistas. De hecho, María Argentina, taxista de Free Now España explica: «Mi experiencia en el sector del taxi empezó en 2007, y era un trabajo que siempre he conocido de cerca gracias a que mi padre fue taxista. Cuando era pequeña me solía recoger en el taxi y me permitía ir en los trayectos con él. Siempre me gustó y por eso decidí entrar en el sector y ser taxista».

El II Observatorio del Taxista refleja además que, a pesar de que el 18,5% de ellos y el 14,5% de ellas optó por el taxi por vocación, 1 de cada 3 ha tenido un trabajo antes de sentarse al volante como modo de vida. Entre las profesiones a las que se han dedicado los taxistas anteriormente destacan: administrativo (10,1%), comercial (9,2%), dependiente/a (6,8%) o cocinero/a (6,2%).

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *