Los taxis eléctricos podrán circular todos los días de la semana por Madrid

MADRID. 20 MINUTOS. BELÉN SARRIÁ.- Los taxis que sean “puramente eléctricos” podrán circular de lunes a domingo por la ciudad de Madrid. Así queda reflejado en la nueva Ordenanza del Taxi que ha aprobado este jueves la Junta de Gobierno, de forma definitiva, tras aceptar una treintena de alegaciones tanto de asociaciones (100 escritos) como de particulares (12). Entre ellas, “la más importante”- según ha explicado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad- ha sido esta misma por la que se “habilita una excepción del régimen de descanso similar a la que disfrutan los Eurotaxi para este tipo de tecnología”. 

Es decir, los taxis eléctricos podrán trabajar más días que el resto de vehículos, dado que ahora quedan exentos de tener que librar una vez entre semana y otra durante el fin de semana. El Ayuntamiento ha aceptado así la petición presentada por MyTaxi Iberia S.L. y la Asociación Madrileña del Taxi “para incentivar la incorporación de vehículos eléctricos puros a la flota del taxi, ya que ahora representan el 0,2 % del total”, ha explicado el delegado Borja Carabante.

Una segunda victoria de los taxistas ha quedado reflejada en el artículo 54 d), que regula el código de vestimenta, el punto que más quejas ha suscitado. El principal cambio es el color de la camisa o polo. Si bien la Ordenanza inicial marcaba un color oscuro para esta preda, ahora podrá ser de otro tono siempre y cuando sea liso. Eo sí, el resto de la vestimenta deberá ser oscuro. “Para dar respuesta a las mismas se mantiene un código flexible, siguiendo unos criterios de homogeneidad: camisa o polo lisos (en vez de oscuros), sin estampado; pantalón largo o falda, ambos de vestir y oscuros y, si fuera necesario, jersey, chaleco o chaqueta oscuros. Los zapatos deberán ser cerrados y oscuros”, dice la futura norma que irá al Pleno de este mes.

Que los taxis eléctricos queden exentos del régimen de descanso y que los conductores puedan escoger el color de la camisa son las principales novedades de la Ordenanza. Acorde a las fuentes municipales el resto de alegaciones se refieren a corrección de errores o puntualizaciones para mejorar la comprensión de la ordenanza sin afectar a su contenido.

Varios taxis vacíos recorrían Madrid en octubre.
Así, la norma mantiene la esencia de la nueva normativa: “dotar de mayor seguridad a los ciudadanos y convertir el servicio en más accesible, competitivo, sostenible y digital”. Y esto pasa por la licencia por puntos “para evitar prácticas graves como los engaños tarifarios”, el incumplimiento de los descansos o la recogida de viajeros fuera de paradas. También se modifica el régimen de descanso para permitir disminuir la oferta del taxi en situaciones de excepcional reducción de la demanda como la vivida con la pandemia.

Con la primera medida, la licencia por puntos, si un conductor comete varias infacciones se le retirará la licencia de ese vehículo durante un tiempo. Estas podrían ser el incumplimiento del régimen de descanso, engañar al usuario con el precio o buscar y recoger viajeros fuera de la parada oficial establecida. Cumplida la sanción de suspensión, el titular de la licencia recuperará los ocho puntos.

En relación a los viajes compartidos y otros descuentos, el servicio de taxi también ofertará precios cerrados para trayectos a otros puntos de la ciudad. El usuario podrá precontratar un taxi aceptando un precio fijo, como ya vienen haciendo los otros servicios y, además, se permite al taxista aplicar un descuento extra. A esto se suma otra de las características de los VTC: los viajes compartidos. Al igual que Uber y Cabify, para optar al precio cerrado o al viaje compartido, habrá que hacerlo por la apliación o por la emisora. Es decir, no serán aplicables cuando el taxi se pare en la calle o en una parada.

Asimismo los taxis tendrán un pazo máximo de dos años para adaptarse a los actuales sistemas digitales: la normativa recoge la obligatoriedad de admitir el pago sin contacto (contactless). Otros de los cambios que afectará a los taxistas es que ahora podrán reducir su oferta cuando se produzca una caida “radical” de la demanda. Serán los técnicos municipales quienes determinen si efectivamente se produce una situación de expecionalidad.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *