Primeras impresiones del Tesla Model 3 convertido a ‘NYC Yellow Cab’ en Nueva York

Nueva York. FCE. Ivan Martin y Ladera.- Un Tesla Model 3 anda suelto por la Gran Manzana operando como taxi tras ser aprobado este modelo por la Comisión de Taxis y Limusinas de la Cuidad de Nueva York. Es posible que cuando Elon Musk hablaba de una flota de robotaxis para finales de 2020, no tenía esta idea en la cabeza.

Por el momento el robotaxi de Tesla es un Model 3 pilotado por un humano de nombre Rami. El youtuber Sam Sheffer ha querido probar la experiencia como pasajero abordo del coche eléctrico, publicando un vídeo donde cuanta su experiencia.

El orgulloso conductor, Rami, declara que para el «es un sueño conducir un Tesla» y confiesa que le gusta. especialmente, ser el primero en ponerse al volante del primer Tesla amarillo que rueda por las calles de la icónica ciudad.

El Model 3 convertido a Taxi llama la atención por su brillante carrocería amarilla, que aporta originalidad a la escasa paleta de colores que el fabricante de california ofrece a sus compradores. Hasta que no se ponga en marcha la fábrica de Berlín parece que los Tesla no saldrán de una gama cromática que, con el tiempo, se hace monótona.

Por otra parte el coche posee todos los elementos que diferencian a los taxi de Nueva York, como las luces e identificador en el techo, mampara de seguridad interior, etc. El coche eléctrico cuenta con terminal de pago en la parte trasera y el contador con expendedor de recibos montado sobre el salpicadero.

* Apertura no apta para todos los clientes

Uno de los inconvenientes que está encontrando Rami entre sus clientes es la apertura de las puertas. El Tesla Model 3 tiene unas manillas que requieren una pequeña curva de aprendizaje. Una vez se usan un par de veces la apertura resulta instintiva y cómoda, pero para quien no conoce el sistema resulta una barrera (especialmente para un servicio público). El diseño integrado en la carrocería de las manillas de apertura para mejorar la eficiencia aerodinámica, paga un precio en términos de usabilidad or parte del cliente.

* Lo mismo se puede decir para la apertura interior de las puertas que en este modelo se realiza pulsando un botón.

Desafortunadamente el Model 3 al igual que el resto de taxis neoyorquinos, no cuenta con las puertas automáticas que todo taxi (sin importar su época) tienen en Tokio. En Japón está muy mal visto que el cliente toque la puerta tanto para entrar, como para salir del vehículo. El conductor se encarga de abrir o cerrar con un pulsador. En Estados Unidos esto no se hace y el Model 3 no resulta accesible a la primera para todos los clientes.

* El frío pasa factura a la batería

En cuanto a la autonomía, Rami reconoce que al autonomía de su taxi se ha visto reducida durante su día a día con la llegada del frío que caracteriza los inviernos de Nueva York. El conductor carga diariamente en supercargadores llegando a un rango de 386 km (240 millas) según el ordenador de abordo del Tesla.

En el uso real de una complicada ciudad como Nueva York que requiere muchas aceleraciones para sortear el ajetreado tráfico de la ciudad, pero el conductor reconoce que «386 km no son 386 exactamente» asegurando que «386 significan 128 km conduciendo, especialmente con bajas temperaturas«.

El coche de Rami se ha hecho popular en la ciudad siendo posiblemente uno de los taxis más fotografiados, según reconoce el conductor por los comentarios y reacciones de los neoyorquinos al verle circular por la Gran Manzana.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *