Ocho cruceros y 31.000 pasajeros dejan una cifra récord en Barcelona

  • En la jornada participaron 120 autocares, mil taxis y más de 1.500 trabajadores
  • BARCELONA. LA VANGUARDIA. ANTÒNIA JUSTÍCIA.- El puerto de Barcelona volvió a dejar ayer un registro para su historia: más de 31.000 cruceristas embarcaron o desembarcaron en alguna de las terminales, una nueva cifra récord para el puerto de cruceros más importante de Europa. Ocho grandes barcos atracaron ayer en Barcelona con el contingente de clientes más importante del año en un solo día. Las colosales capacidades de cruceros como el Liberty of the Seas, de Royal Caribbean, con licencia para transportar más de 4.500 pasajeros, son los que permiten al puerto de Barcelona seguir registrando cifras astronómicas.
    Desde las cuatro de la madrugada, hora prevista de llegada del crucero Disney Magic, con capacidad para 2.700 pasajeros y uno de los ocho que se esperaban ayer, el trasiego en el puerto fue espectacular. Hace ya semanas que Creuers del Port de Barcelona, empresa que lleva la gestión de las cinco terminales más importantes del puerto, prepara la operativa para atender a tal contingente de personas. La empresa calculó que ayer pasaron por las instalaciones portuarias alrededor de un millar de taxis y unos 120 autocares, la mayoría con destino al aeropuerto de El Prat. Y es que siete de las ocho naves que ayer hicieron escala en la ciudad tenían Barcelona como puerto de inicio o final de su itinerario, por lo que se juntaron los turistas que acababan sus vacaciones con los que las comenzaban, doblando así el número de cruceristas. Sólo el Nieuw Amsterdam, de la Holland America Line, con capacidad para 2.100 pasajeros, estuvo de paso haciendo sólo escala en su ruta por el Mediterráneo. La operación de ayer también requirió la movilización de alrededor de 1.500 trabajadores –entre 250 y 300 por terminal–, entre estibadores, maleteros, porteros, personal de seguridad o policía. Eso sin contar el personal de a bordo, que prácticamente alcanza e incluso superan el millar de personas de tripulación por barco.

    Unas cifras astronómicas para un segmento turístico en pleno auge en Barcelona y con cifras que mes a mes siguen imparables. Los 31.000 pasajeros de ayer deberán sumarse a los 1,3 millones que han pasado ya por el puerto hasta el mes de julio, una cifra que supone un 16% más de cruceristas que durante el mismo periodo del año pasado. También el número de naves ha sido mayor: 451 cruceros acumulados durante los siete primeros meses del año, que representa 21 escalas más que en el 2010. Una cifra a la que deberán sumarse las casi 120 escalas de este agosto. Un mes, el más potente de todo el año, que registrará otro nuevo récord: el de contingente de naves atracadas en un mismo día. Este nuevo valor histórico se producirá el próximo viernes 26 de agosto, cuando el puerto espera la llegada de nueve naves, aunque de menor capacidad, que moverán alrededor de 26.000 cruceristas.
    Las previsiones del puerto de Barcelona son cerrar el ejercicio con un balance de 2,5 millones de cruceristas, un número que están convencidos que alcanzarán sin problemas. A ello van a contribuir los barcos más grandes que navegan por el Mediterráneo, y que esta temporada han elegido Barcelona como puerto base de operaciones: el Norwegian Epic (5.400 pasajeros), que sustituye al Norwegian Jade (2.890 pasajeros), y el Liberty of the Seas (4.500 pasajeros), que sustituye al Voyager of the Seas (3.800 pasajeros). Fuentes de Royal Caribbean certifican el buen ritmo de ventas que está teniendo este último barco: “Si bien aún quedan algunas plazas, la previsión es que vaya al máximo de su ocupación estos meses de verano”, asegura Marc Pedrol, director de marketing y comunicación de Royal Caribbean. Según Pedrol, la naviera está actualmente por encima de las previsiones que hizo para este año en volumen y calculan que crecerán más de un 40% respecto al 2010. “Vemos una clara tendencia alcista del mercado español hacia el producto de cruceros, y observamos que el Norte de Europa y las islas griegas empiezan a despertar interés de todos aquellos cruceristas que ya han hecho un cruceros con nosotros desde puertos españoles”.
    De hecho, el mercado español, según los últimos datos, ya supone el segundo mercado en importancia, compartiendo puesto con los estadounidenses. Algo impensable hace apenas cinco años, cuando el mercado español era uno de los menos significativos. Una variable que influirá, sin duda, en la repercusión del sector crucerista en Barcelona, que el año pasado se estimó en casi 260 millones de euros, sin tener en cuenta los beneficios portuarios que la actividad genera en el puerto. El informe económico que elaboró Turisme de Barcelona situó en 96,84 euros el gasto medio de los pasajeros en la ciudad, calculando que apenas el 17% de los pasajeros pernoctan en la ciudad. El 82% restante sólo permanece en Barcelona el mismo día de salida o llegada de su crucero.

    Deixa un comentari

    L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *