Marcelino Camacho, histórico sindicalista y fundador de CC.OO., ha fallecido esta madrugada a la edad de 92 años. El STAC envia una ofrenda floral

Marcelinos CamachoBARCELONA.- El Sindicat del Taxi de Catalunya (STAC) lamenta la muerte del histórico sindicalista y fundador de CC.OO., Marcelino Camacho, y ha enviado una ofrenda floral como muestra dolor. Marcelino Camacho ha fallecido esta madrugada a los 92 años de edad y ha sido una de las figuras más importante del sindicalismo español en el siglo XX. Fue una pieza clave en la lucha contra la dictadura franquista y en la recuperación de las libertades democráticas de este país. Luchador incansable e indomable se enfretó contra la injusticia y trabajó siempre por la mejora de las condiciones laborales y sociales de los trabajadores y trabajadoras.
Marcelino Camacho, dirigente obrero y comunista, ha sido el representante más cualificado de los derechos de los trabajadores. Toda una vida dedicada a la causa de los más débiles, a la conquista de una sociedad más justa y solidaria. El Sindicat del Taxi de Catalunya lamenta su muerte.

En la guerra, en el exilio, en la dictadura y en la libertad, Marcelino Camacho siempre luchó al lado de los trabajadores. No en vano fue detenido en numerosas ocasiones y encarcelado durante varios años. Fue el primer secretario general de CCOO, en la clandestinidad de la Asamblea de Barcelona y en el I Congreso, ya conquistada la democracia, en 1978; el militante obrero que, junto a otros muchos sindicalistas, fundó a finales de los 50 las primeras comisiones obreras.

Durante más de 10 años ocupó la secretaría general de CCOO, -posteriormente hasta 1996 ocupó la presidencia-, una organización que él contribuyó decisivamente a transformar en el primer sindicato del país. Era un hombre abierto, firme, coherente y defensor de un sindicalismo de presión-negociación, que desde hace muchos años simboliza la estrategia del movimiento sindical.

Su compromiso con la libertad y el socialismo le llevó muy pronto a ingresar en el PCE, y a protagonizar la lucha política y sindical con el mismo empeño y generosidad. En 1985 formó parte del grupo que fundó IU, organización a la que perteneció hasta el final de sus días.

Pero, sin duda, su mayor legado aparece indisolublemente asociado a la creación y desarrollo de CCOO, un sindicato que modernizó y transformó, a partir de una apuesta decidida y valiente por la autonomía sindical, autonomía que ya es la expresión de identidad más sólida de CCOO..

Nos ha dejado Marcelino Camacho, un hombre irrepetible

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *