Los taxistas griegos van a la huelga indefinida en contra de la liberalización del sector

  • Miles de turistas sufren las consecuencias de la huelga de taxistas en Grecia
  • Bloqueos de los accesos a aeropuertos y puertos, anulación de visitas a monumentos y falta de asistencia, a 45º C
  • ATENAS. EFE.- Miles de turistas sufrieron ayer, por segunda jornada, las consecuencias de la huelga con la que los taxistas griegos protestan contra los planes para liberalizar la profesión y que ha bloqueado los accesos a varios aeropuertos, puertos y zonas turísticas del país.
    Unos 4.500 pasajeros de cruceros quedaron bloqueados ayer en El Pireo y no pudieron descender a tierra, ya que los taxistas impedían el acceso a los autobuses que les tenían que trasladar a sus hoteles, al aeropuerto o a excursiones por la capital. Esta situación obligó además a cambiar el rumbo de dos cruceros y a cancelar una escala planeada en el puerto de El Pireo, lo que dejó a unos 3.200 turistas sin poder visitar los monumentos de la Acrópolis de Atenas. Otros tuvieron que acarrear sus maletas bajo temperaturas de 45 grados centígrados.
    Esa imagen se ha ido repitiendo en los puertos de la isla de Creta, en el de Katakolon y en el de Patras, que sirve de conexión entre Grecia e Italia, donde los taxistas impidieron el desembarco de los pasajeros durante cuatro horas. Además, miles de taxistas se acercaron al aeropuerto de Salónica, en el norte de Grecia, y protestaron en presencia de miles de turistas que se marchaban o llegaban a Grecia.
    Al mediodía, mas de 2.500 taxistas desfilaron ante el Parlamento heleno en Atenas pidiendo que el Gobierno socialista no aplique la ley ya aprobada, que pone fin al monopolio en la profesión y abre la concesión de nuevas licencias a precios bajos. “Este Gobierno no dará ninguna nueva licencia porque de lo contrario, lo haremos caer”, declaró el presidente del Sindicato de Taxistas griegos, Thimios Liberópulos.
    Las asociaciones de hoteleros, de agencias de viajes y de empresas del turismo unieron sus voces en una carta enviada al ministro de Transporte, Yanis Raguzis, para pedirle que actúe para evitar que se destruya una de las principales fuentes de ingresos de un país cuya economía está ya al borde del abismo. Los profesionales del sector del turismo calculan que cada turista que llega en crucero gasta un promedio de 65 euros al día y unos 600 euros durante su estancia en el país.

    Los taxistas, que iniciaron una huelga de 48 horas el lunes, decidieron ayer prolongarla de forma indefinida y anunciaron nuevas jornadas de protestas

    Deixa un comentari

    L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *