Los Reyes llegan en taxi a la Casa Ronald McDonald de Málaga

El colectivo Taxistas Solidarios entrega más de 200 juguetes nuevos para esta fundación que da alojamiento a familias de niños hospitalizados o con algún tratamiento médico

MÁLAGA. DIARIO SUR. FRANCISCO JIMÉNEZ.- Los taxistas de Málaga le han echado una mano a los Reyes Magos en su camino a la Casa Ronald McDonald, donde se alojan familias durante el tiempo en el que sus hijos están hospitalizados o reciben algún tratamiento médico para combatir su enfermedad. A falta de camellos, Sus Majestades de Oriente se han trasladado este lunes en taxi para entregar a los responsables de la fundación los más de 200 juguetes donados por el gremio para que sean repartidos entre los pequeños. La iniciativa parte del colectivo Taxistas Solidarios con la colaboración de la emisora Unitaxi, que desde el primer momento decidió sumarse a la campaña de recogida de juguetes lanzada por la Casa Ronald McDonald. La única condición: que fueran nuevos, ya que por «protocolo médico» se recomienda que sean a estrenar para evitar cualquier tipo de infección a los pequeños.

Dicho y hecho, los taxistas se pusieron en marcha y han logrado recopilar más de 200 juguetes de todo tipo y para distintas edades. «Hay puzles, libros para colorear, muñecas, camiones, balones,…Todo gracias a la aportación de los compañeros», explica el presidente de la Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi (Aumat), Guillermo Díaz, quien destaca que este grupo de taxistas ya venía colaborando con la fundación desde el inicio de la pandemia trasladando de forma gratuita a las familias y a los pequeños cada vez que tenían que acudir a alguna revisión médica.

«Durante el confinamiento nos ayudaron mucho transportando a las familias. Desde entonces entablaron una relación muy bonita con los niños y ahora con los Reyes se han acordado también de nosotros y han venido cargadísimos de juguetes y con los taxis tematizados para la ocasión», comenta un «muy agradecido» Vicente Moros, gerente de la Casa Ronald McDonald de Málaga. Una vez recibido el cargamento, desde la entidad social se hará una selección de los juguetes por edades para repartirlos entre los niños. «Supone una alegría muy grande poder darle un juguete a uno niño en estos días tan mágicos», destaca Moros.

De forma paralela, los taxistas también se han acordado de los mayores residentes en el centro asistencial de las Hermanitas de los Pobres, para quienes también se han aportado distintos juegos de mesa. Con lo que no han podido cumplir este año es con la tradicional caravana solidaria que cada Navidad acerca a los mayores de esta residencia al Centro para ver el alumbrado.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *