La mitad de los aspirantes a taxista suspende el examen de castellano o catalán básico


OTRA VISIÓN DE LA MISMA NOTICIA
BARCELONA. EL PAIS. C. D. / EP.- El 47,5% de los 697 extranjeros aspirantes a taxista en Barcelona que se presentaron entre enero y julio a la prueba básica de castellano o catalán, suspendió el examen. El control de conocimientos de idioma lo impuso el Instituto Metropolitano del Taxi (IMT) con la justificación de garantizar la calidad del servicio y es imprescindible para obtener la credencial de chófer. Algunos sindicatos exigían medidas para evitar que el número de conductores de taxis continuara su escalada. En Barcelona hay en la actualidad 10.480 licencias de taxi. Los mismos coches que hace un año y prácticamente la misma cantidad que había en 2006. El número de conductores acreditados, sin embargo, ha crecido. El año pasado había 13.167 chóferes que tenían acreditación tras pasar las pruebas correspondientes, 315 más que un año antes y el 14% más que en 2006. ¿Cómo puede haber más conductores que taxis? Porque algunos propietarios de licencias buscan conductores que quieran usar su licencia de taxi las horas que ellos descansan o porque son empresarios que explotan hasta 50 licencias a través de asalariados.
Varias asociaciones del sector exigieron el año pasado que se endurecieran las condiciones de acceso a la profesión para evitar que haya un exceso de coches y menos negocio. El examen impuesto desde enero, que inicialmente iba ser de castellano y catalán, pero finalmente es solo de una de las dos lenguas, es obligatorio para los aspirantes “que provengan de países donde las lenguas oficiales no sean el catalán o el castellano”. Las asociaciones Entidad Espacio de Inclusión y Formación (Eica), Probens y Servei Solidari realizan la prueba de idioma. El 80% de los candidatos procede de Pakistán y el resto de Marruecos o de países del Este como Rusia y Ucrania.
Una licencia de taxi cuesta (según la bolsa de compraventa del IMT) entre 110.000 y 145.000 euros. Un asalariado cobra, según fuentes del sector, entre 1.200 y 1.500 euros al mes.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *