La Guàrdia Urbana actuará contra UBER y los vehículos piratas

Barcelona. STAC.- Tras la reunión de las organizaciones representativas de la Taula Tècnica del Taxi (STAC, ATC, CMT y AET) el pasado 10 de julio, donde estuvieron presentes el director general de Transports, Pere Padrosa; representantes de la Guardia Urbana y de los Mossos d’Esquadra; y también estuvieron el subdirector de Transports, Josep Mª Fortuny y el gerente del IMET, Eduard Ràmia, la Guardia Urbana de Barcelona va a realizar una ofensiva contra la empresa UBER, sus conductores y contra el intrusismo en general y para ello se ha marcado un protocolo de actuación.

El protocolo se ha distribuido el 11 de julio a todos los agentes de la Guardia Urbana de Barcelona el día después de la reunión entre las Administraciones y las organizaciones de la Taula Tècnica del Taxi . “La creación de empresas que ofrecen, hacen publicidad o ponen en contacto a conductores particulares y usuarios que requieren desplazarse por el Área Metropolitana, previo pago a través de las App’s, de estas empresas, encubren un servicio público de transporte de viajeros con vehículos de hasta 9 plazas, sin autorizaciones. Estos servicios también son realizados por particulares que se ofrecen en las estaciones, puertos y aeropuertos de la Ciudad”, así reza el protocolo para justificar su actuación.

Las patrullas actuarán bajo requerimiento o de oficio. Y los conductores pueden ser sancionados con multas que van de 4.000 hasta 6.000 euros. Esta misma sanción, una vez tramitada por el Direcció General de Transports, repercutirá también en la empresa UBER si el conductor está realizando un servicio de la citada empresa, así fue comunicado por los  representantes de las administraciones a las organizaciones sindicales en la reunión en el Ayuntamiento de Barcelona. Además, una vez sea firme la multa al conductor se le precintará  el coche durante tres meses.

Una de las peticiones de la Taula Tècnica del Taxi era la inmovilización de los vehículos. Como ha sido anunciado por la propia Generalitat de Catalunya, a través del departament de Transports,  la pretensión es modificar la ley de Transport para que sea efectiva la medida de la inmovilización del vehículo hasta que no sea pague la multa.

Mientras tanto se solicito, que aprovechando la ley de Seguridad Vial, donde también se habla de la inmovilización de los vehículos por diferentes circunstancias y una de ellas es “por incumpliento de las condiciones de la autorización administrativa que habilita su circulación”. El protocolo de la Guardia Urbana ha recogido dicha petición y además el conductor de un vehículo pirata también se sancionará por este incumplimiento con una sanción de 500 euros. Además de no tener el correspondiente carnet de transporte público (BTP), otros 500 euros más. Estas últimas multas son acumulables a la sanción por no tener autorización administrativa para transporte público de 4.000 euros. En total, un conductor puede ser multado hasta 5.000 euros.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *