La Fiscalía mantiene los 32 años de prisión por el asesinato de un taxista en 2010

El hombre se enfrenta a 32 años de cárcel. EFE. J.M. García
Se ha tomado declaración a 37 testigos
SALAMANCA. FE.- La Fiscalía mantiene la petición de 32 años de prisión para J.M.G.B., acusado de asesinar al taxista salmantino Ángel Sánchez en abril de 2010, tras quedar visto para sentencia el juicio, que se inició el pasado lunes en la Audiencia Provincial.
Tras cuatro jornadas en las que se ha tomado declaración a 37 testigos, a los acusados y a expertos ha concluido el juicio que desde el pasado lunes se ha celebrado en Salamanca para esclarecer la muerte del taxista que falleció por un impacto de bala en la cabeza tras verse envuelto en un tiroteo, desde otro vehículo, contra el cliente que transportaba y que resultó ileso.
El representante el Ministerio Fiscal ha vuelto a pedir 32 años de prisión para J.M.G.B., dieciocho de ellos por el crimen del taxista, además de otros 10 años por tentativa de asesinato, dos más por falsedad documental y dos por tenencia ilícita de armas.
Asimismo, ha mantenido la petición de tres años de prisión para su suegra M.J.G.I., acusada de un delito de encubrimiento.
En su declaración, el acusado ha negado que ese día estuviera en la capital salmantina, donde se produjo el asesinato, sino que estaba en “un club de Santiago de Compostela” con su tío y que ni conducía un Audi, desde el que el autor de los disparos se bajó, y que no utilizaba teléfono móvil.
La defensa ha reconocido que los indicios apuntan al entorno de las familias implicadas, pero que la vinculación directa no ha sido probada.
De hecho, en palabras de la abogada de J.M.G.B., “no hay ni una sola prueba directa” que lo incrimine como autor de los disparos y por ese motivo tiene “derecho” a no ser condenado sin pruebas, por lo que ha demandado su absolución.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *