Fedetaxi pide al Gobierno que se conceda la ayuda por Cese de Actividad de Autónomos por COVID-19 a todos los taxistas que lo soliciten

  • Los taxistas solicitan al Gobierno aprobar una presunción legal por la que todos los taxistas tengan garantizado el derecho a la citada prestación por haber caído sus ingresos más de un 75% desde el inicio de la emergencia sanitaria.
  • Los taxistas también instaron al Gobierno a suspender las cotizaciones al RETA mientras dure la situación de alarma y se recupere la normalidad. Madrid, 30 de marzo de 2020.

 

 

 

 

 

MADRID.- El pasado sábado 28 de marzo la organización representativa de los taxistas de España hizo llegar a los ministerios de Transportes y de Seguridad Social un documento en el que exponía y razonaba la necesidad de que la prestación por cese de actividad de los trabajadores autónomos prevista en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, se extienda sin traba alguna a todos aquellos taxistas que la soliciten, sin proceder a la comprobación documental de la reducción de facturación en un 75%, puesto que dicho colectivo se encuentra en el régimen de estimación objetiva de IRPF e IVA (conocido como módulos) y además el desplome de la movilidad, en especial la urbana, está reduciendo entre un 80-90% la prestación de servicios mediante aplicaciones o emisoras, siendo las contrataciones a mano alzada en la calle casi inexistentes dada la bajísima frecuencia de transito de taxis y de posibles pasajeros.

Los taxistas razonan en su documento que la drástica caída de la movilidad en vías públicas ha quedado fijada por el Gobierno para los servicios ferroviarios, cercanías y autobuses regulares en un 70% de reducción, quedando afectado de hecho y en similar proporción el servicio de taxi, al que además se ha impuesto la limitación de uso a un único pasajero, salvo excepciones.

Según datos de la Dirección General de Tráfico, el día 26 de marzo en los accesos a ciudades el tráfico de turismos descendió un 67%, y un 61,29% para viajes de largo recorrido. La reducción de tráfico en ciudades como Madrid es del 71,3% y Barcelona arroja cifras similares. El desplome de la circulación urbana de taxis es absoluto. El propio sector estima que la solicitud de servicios por aplicaciones o emisoras es ahora de solo un 11% respecto de lo habitual, descontando aquellos que se están realizando gratis, voluntaria y solidariamente para sanitarios y otro personal esencial.

Algunas ciudades han tomado ya medidas para reducir la oferta de taxis como, por ejemplo, Sevilla donde solo puede trabajar diariamente un 25% de la flota, Barcelona un 20%, Madrid hasta un 50% (pero donde no está saliendo a trabajar ni un 30% de la flota), Málaga un 20%, Calviá un 20%, Jaén un 25 %, Puerto de Santa María 50%, Fuerteventura un 20%, etc., y así cientos de municipios españoles. NOTA DE PRENSA Organización representativa de los taxistas de España

En consecuencia, como señaló el vicepresidente de FEDETAXI, Miguel Ruano “la actividad económica y la facturación de los taxistas están a día de hoy solo en torno a un 10-20% de las cifras normales y sin duda y en todo caso la actividad es inferior al 75% de la normal”.

No obstante, a los taxistas se les está exigiendo -por las Mutuas de AATT y EEPP con la que tienen cubiertas sus contingencias profesionales o por SEPE, en los casos en los que tengan la cobertura del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS)-, documentación acreditativa de la reducción de su facturación en, al menos, un 75 por ciento, en relación con la efectuada en el semestre anterior, para acceder a la prestación cese de actividad para los trabajadores autónomos afectados por declaración del estado de alarma, establecida por el RDL 8/2020, de 14 de marzo; de modo que miles de taxistas se están encontrando con graves problemas para su concesión, pues su situación contable por estar en módulos de IRPF e IVA les impide acceder a una sencilla acreditación de estos extremos. Además, la múltiple casuística que la norma produce llevará a una evitable sobre carga burocrática y de comprobación a Mutuas y SEPE, que se reservan seis meses para efectuar las necesarias comprobaciones de contraste documental.

Las soluciones no son sencillas y el colectivo tiene que esperar a finalizar el mes de marzo para poder solicitar dicha prestación por pérdidas. FEDETAXI propuso por tanto al Gobierno decretar al taxi la condición de colectivo especialmente afectado y en consecuencia aprobar una presunción por la que todos los autónomos titulares de licencia municipal de taxi y sujetos al epígrafe 721.2 IAE de transporte de pasajeros en vehículos de turismo, tengan garantizado el derecho a la citada prestación en base a los argumentos ya expuestos.

Solo para el caso de no contemplarse tal solución de evidente justicia material, se podrán valorar como alternativas acreditativas de la situación de pérdidas las siguientes, algunas como la constatación de que en el municipio de su licencia se haya aprobado la reducción de servicios o descansos de los taxis en un porcentaje igual o superior al 75% o aportar aquellos que dispongan d ellos, resúmenes de taxímetros digitales sobre número de carreteras y facturación, o entregar una declaración responsable en la que certifiquen la reducción de su consumo de carburantes, o de ingresos vía TPVs, o que las emisoras o plataformas digitales para las que prestan servicios certifiquen el citado descenso de actividad, a fin de que les sea concedida dicha prestación.

Los taxistas también instaron al Gobierno a suspender las cotizaciones al RETA mientras dure la situación de alarma y se recupere la normalidad, uniéndose a la campaña “Soy autónomo, si no trabajo no facturo” con el hastag #AutonomosNoSePaga.

FEDETAXI se encuentra pendiente de que el Gobierno estudie con urgencia este asunto para apurar las posibilidades legales existentes para conceder o no las prestaciones con los requisitos que plantea la organización mayoritaria de los taxistas de España.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *