El taxi araña el compromiso de la Urbana de controlar más a las VTC

El ayuntamiento anuncia que formará mejor a la policía para perseguir a chóferes infractores y asegura que la ‘app’ pública de taxis inicia en breve su tramitación para estrenarse en el Mobile de 2022

BARCELONA. EL PERIÓDICO. CARLOS MÁRQUEZ.- El taxi ha vuelto a la calle este jueves (unos 800 vehículos, según la policía local) con una nueva marcha lenta y la enésima reunión con autoridades que termina con promesas que el tiempo dirá, primero, si son o no palabras vacías, y segundo, si en caso de cristalizar no son más que el origen de la siguiente movilización del gremio hacia otro frente. Los taxistas han circulado al ralentí desde plaza de Espanya hasta Sant Jaume, donde se han reunido con representantes del Ayuntamiento de Barcelona. En la mochila, dos reivindicaciones: más control de los vehículos con licencia VTC (básicamente, de la empresa Cabify) y más garbo en sacar adelante la ‘app’ pública del taxi prometida hace más de un año por el consistorio.

Llama la atención cómo Uber ha desaparecido del debate. Y no parece una ausencia gratuita. Como si el sector ninguneara a la compañía tras conseguir que escasísimos taxistas se acojan a la ‘app’, que ya tiene todos los permisos pero le falta lo más importante, los vehículos. Ahora los focos están más centrados en Cabify, empresa que explota licencias de alquiler de vehículo con conductor (VTC) que, según Élite Taxi y el resto de asociaciones del sector (como el Sindicato del Taxi de Catalunya o Taxi Companys), incumple de manera descarada la regulación vigente.

Los representantes del sector a la salida de la reunión junto a Rosa Alarcón, presidenta del IMET

El teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, y la concejala de Movilidad y presidenta del Instituto Metropolitano del Taxi (IMT), Rosa Alarcón, han recibido a la comitiva de taxistas y han blandido un informe sobre las actuaciones de la Guardia Urbana en materia de control de VTC. Tito Álvarez, portavoz de Élite, ha asegurado al término del encuentro que el 70% de los expedientes terminan con algún tipo de sanción. Pero más allá de las estadísticas, los taxistas han exigido más persecución policial. Batlle les ha prometido que se formaría más y mejor a los agentes y que a partir de julio se intensificará la vigilancia de estos vehículos negros. Las sanciones más habituales son circular vacíos en busca de pasaje o estacionar en la vía pública a la espera de un servicio.

Sobre la aplicación única que debe sustituir la mano alzada, Álvarez ha asegurado que el pleno del Área Metropolitana de Barcelona aprobará su contratación la semana que viene, lo que inicia todo el trámite para que empiece su andadura hasta el estreno, previsiblemente, para el Mobile de 2022. El taxi quiere que permita contrata servicios de precio cerrado, pero eso es algo que puede levantar la ceja del tribunal de competencia. Los límites legales de la aplicación son, de hecho, el principal dolor de cabeza. En un principio serviría para pedir un taxi pero el resto de trámites (elegir comercializadora o pagar) quedaría en terceras manos.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *