El puerto amplía accesos de taxi y bus para evitar el 'atasco' de cruceristas

  • El operativo permitirá encochar en 15 vehículos a la vez, cuando lleguen buques con 5.000 personas
  • La llegada de barcos de más de 3.000 pasajeros que acaban ruta causa largas colas en el Adossat
  • BARFCELONA. PATRICIA CASTÁN. EL PERIODICO.- Si algo tiene de bueno para un crucerista hacer escala en Barcelona o acabar su ruta en la ciudad es la comodidad. El muelle Adossat y sus terminales componen una de las mejores -y archipremiadas- infraestructuras del sector en Europa y, además, está casi a un paso del centro de la ciudad, con lo que no hay pérdidas de tiempo para hacer turismo o llegar a un hotel. No obstante, lo que en bus o taxi es un breve recorrido, puede ir precedido de una espera de más de una hora cuando más de 3.000 personas a bordo de los grandes buques bajan con sus equipajes y generan enormes colas ante las paradas de taxi de las terminales. La Autoridad Portuaria de Barcelona (APB) ha decidido desatascar estas situaciones creando un carril provisional de acceso al muelle en transporte público y multiplicando la capacidad de encochar en las mayores terminales.
    La situación, que se suele producir cuando un gran buque finaliza ruta y se desembarca a miles de personas en poco más de dos horas (antes de las 9.00 horas, por lo general), se ha complicado este año con la entrada en escena el pasado mes del Liberty of the Seas, segundo mayor crucero del mundo para hasta 4.370 pasajeros, y en unos pocos días del Epic, que aunque es algo menor en volumen transporta a más de 5.000, al margen de sus tripulantes.
    La logística general en el muelle Adossat, con cuatro grandes terminales, es aplaudida por los cruceristas, por la rapidez en los trámites de salida y en la gestión de las 15.000 o más maletas que pueden llevar consigo estos gigantes. Sin embargo, como ya sucedió hace unos años en el aeropuerto de El Prat, la movilidad a la hora de la salida del puerto sufría algunos colapsos. La APB colabora con los consignatarios para informar al sector del taxi de las fechas punta de llegada, aunque fuentes del Sindicato del Taxi de Catalunya afirman que les falta «previsión» y no tienen datos de las llegadas. Además cuando el muelle está lleno han de dar largas vueltas por toda la terminal, informa Carlos Márquez.
    Por eso, y tras los atascos vividos en el último meses con grandes buques, el puerto ha optado por ampliar la zona de encochar en la terminal A (donde llegará el Epic, de NCL, a mitad de mes), que pasará de poder contar con seis taxis simultáneamente, a un total de 15, ganando un 50% más de espacio, indican fuentes portuarias. Hasta ahora, agentes de la Policía Portuaria ponen orden a las colas y los taxis para evitar el caos, aunque no podían hacer más con el espacio disponible.
    Por otro lado, a final de junio quedará listo un carril de acceso de taxis desde el puente de Europa al muelle Adossat. La iniciativa implicará hacer obras para ganar el vial fuera del actual trazado, lo que dará mucha agilidad a los accesos. Algunos taxistas en la zona se quejaban de que el problema es el sistema para acceder a cada una de las terminales, así como la existencia de solo dos carriles de taxi en los laterales de las paradas, ya que se priman más los espacios para autocares que realizan excursiones para las navieras.
    Para los que quieran opciones más asequibles, se está estudiando ampliar la cifra de Port Bus (ahora son seis en total), que conectan las terminales en las que hay barcos atracados y llegan hasta Colón.

    Deixa un comentari

    L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *