Fedetaxi desenmascara la desfachatez de UBER y AFI

Uber riza el rizo de la desfachatez publicando un informe donde propone la subida de impuestos al coche privado mientras ella elude su pago en España.

AFI, la consultora de Emilio Ontiveros a la que Uber encarga el informe, intenta dar coartada a la privatización del sector público del taxi y que los consistorios de Madrid y Barcelona le entreguen la gestión de la movilidad urbana.

FEDETAXI anuncia la defensa a ultranza de los taxistas si estas manipulaciones son tomadas en consideración por Gobierno o administraciones.

FEDETAXI ha tenido conocimiento del contenido de un costoso estudio que Uber ha encargado a la consultora AFI, denominado “Impacto Socioeconómico de la modernización de los servicios VTC” y que la multinacional enarbola para intentar hacer valer unas sesgadas conclusiones con las que proponer a la clase política una enorme subida de impuestos sobre el coche privado, así como que se privatice la movilidad en favor de la multinacional de falsa economía colaborativa.

La multinacional, además de eludir impuestos en España -como ha sido reiteradamente denunciado por FEDETAXI e, incluso, reconocido por sus directivos-, se permite el lujo con este informe de que su potente lobby, reclutado mediante el sistema de puertas giratorias de ex políticos reciclados ahora en sus portavoces, busque influir a nuestros políticos pidiendo una subida de impuestos al coche particular.

En conclusión. Uber, no contenta con infringir la normativa española, generar precariedad y eludir impuestos, aconseja la imposición de nuevos impuestos y tasas, además de los ya existentes, a todos los ciudadanos que posean un vehículo para uso privado, así como nuevas medidas que dificulten su uso y cambio de hábitos para utilizar los servicios de Uber frente a otros modos de desplazamiento.

Por si esto fuera poco, del mismo modo Uber propone la liberalización del sector del arriendo con conductor y el del taxi cuya consecuencia ineludible será monopolizar el transporte urbano en Madrid, donde sugiere poner en circulación 50.000 vehículos y en Barcelona hasta 30.000. Vaticina con ello que acontecerá una bajada en las tarifas de algo más de 3 euros por carrera.

No obstante, falta absolutamente a la verdad cuando señala que las tarifas de los taxis tienen en consideración para su aprobación municipal los precios de las licencias en el mercado secundario (compraventa entre particulares) y pretende confundir a los usuarios cuando se atribuye que traería de su mano la mencionada rebaja, cuando pueden hacerla actualmente y sin más los ayuntamientos de Madrid o Barcelona sin necesidad de crear 80.000 nuevas licencias VTC y de paso arruinar a 100.000 familias de taxistas españoles.

Uber y AFI también ocultan en su informe que su modelo de negocios descansa sobre jornadas de más de 60 horas semanales con la consiguiente precarización del trabajo de los conductores y consecuente puesta en riesgo de la seguridad de los viajeros. La multinacional también oculta el negocio especulativo en el que está actualmente participando al facilitar presuntamente la adquisición a sus proveedores de licencias VTC por cantidades en torno de los 50.000 euros, que indirectamente se encuentran a disposición de Uber, para seguidamente proponer y perseguir la liberalización de dichas licencias, como efectúa en este informe. Además de la hipocresía que supone esta actuación, conlleva que quienes adquieran las mismas, contraerán una enorme deuda y dependencia de la multinacional para ver posteriormente caer el precio de aquellas licencias casi a cero una vez se liberalice su otorgamiento. Toda una maniobra precarizadora y abusiva para con sus conductores.

El informe de la consultora AFI (cuyas caras visibles son, entre otros de D. Emilio Ontiveros y D. Jose Antonio Herce, quien suscribe este informe) carece de fundamento científico, al partir de apriorismos no acreditados, y compara ciudades tan dispares como Madrid y Barcelona con Londres, sin considerar factores como la renta media, el nivel de contaminación o la implantación desigual de los transportes públicos colectivos en dichas metrópolis, por ejemplo. En relación a ello, el presidente de FEDETAXI, Miguel Ángel Leal denunció como “con ello Uber, sobreactúa una vez más intentando obtener por estos medios la desregulación del taxi para apropiárselo; es decir, lo que no pudo obtener lícitamente desde su entrada en España, primero infringiendo la ley y siendo prohibida por un juzgado y luego con la complicidad de la CNMC” que, recuerda “también publicó un informe al dictado de sus intereses que fue desautorizado por los propios consejeros del organismo regulador que llegaron a exigir hasta la dimisión del director de competencia” frustrándose el intento de presionar así a Fomento para que liberalizase la actividad del taxi sin más.

Obviamente FEDETAXI denuncia este nuevo intento de manipulación y alerta a la ciudadanía sobre los tentáculos del poder del lobby de Uber y de la defensa que como taxistas y como ciudadanos realizará, por todos los medios políticos y legales posibles, para impedir el atropello a los intereses generales que supone la actuación manipuladora de esta multinacional.

“Exigiremos a gobierno y administraciones que no participen ni amparen estas estrategias y pretensiones de Uber en claro perjuicio de nuestros usuarios y la sociedad en general, sin dudar en movilizar el sector si fuese necesario”, enfatizó Leal.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *