Barcelona abre la puerta a que las motos puedan ir por algunos carril-bus

Francesc Nsrváez
Francesc Nsrváez
  • El Ayuntamiento se propone reducir el 30% la siniestralidad de las motos en dos años
  • BARCELONA. EUROPA PRESS.- El Ayuntamiento de Barcelona estudiará que las motocicletas puedan circular por algunos carriles bus, y ya ha pedido a la Generalitat que puedan ir por el carril de alta ocupación que se construye en la avenida Meridiana y por el carril bus de la parte final de la Gran Via en su acceso a la C-31.
    En rueda de prensa, el concejal de Movilidad, Francesc Narváez, ha explicado que la moto es un vehículo “de alta ocupación” –supone una quinta parte del tamaño de un coche pero muchas veces van con el mismo número de pasajeros–, por lo que apoya que puedan circular por estos dos carriles de alta ocupación.
    Aunque no ha concretado qué carriles bus de la ciudad podrían permitir el paso de motos, sí ha anunciado que la comisión de la moto estudiará esta posibilidad técnicamente.
    El Ayuntamiento, que este viernes ha presentado el Plan estratégico de la moto 2011-2018, se ha fijado como objetivo para los próximos dos años reducir un 30% los muertos en accidente de motocicleta, que en 2010 fueron 19, y pretende también reducir en ocho años un 40% los accidentes con víctimas.
    Para Narváez, la propuesta de reducir los muertos en moto es “muy razonable pese a que sea muy ambiciosa”, y se ha mostrado convencido de que podrán alcanzarla.
    Del mismo modo, quieren erradicar los accidentes de motoristas con heridos graves en todas las calles secundarias de la ciudad.
    Para ello, entre otras medidas, ampliarán los semáforos con zona avanzada para las motos, que este verano pasarán de ser 49 a 63, porque creen que va en beneficio de la seguridad de toda la movilidad de la ciudad, y los cruces con cámaras que vigilan los giros indebidos.
    Del mismo modo, pasarán de 53.000 a 100.000 plazas de aparcamiento en calzada, e incentivarán a los buenos conductores con horas de aparcamiento gratis, del mismo modo que ofrecerán precios más competitivos para los aparcamientos de concesión subterráneos.
    Narváez ha reiterado que el consistorio no se plantea prohibir aparcar en las aceras en otros barrios más allá del Poblenou, una experiencia que tiene seis meses y que ha valorado muy positivamente.

    MOTO ELÉCTRICA

    Dentro del plan estratégico, que plantea 43 medidas, se impulsará el uso de la moto eléctrica, que tiene “un recorrido sorprendente para la ciudad”, según Narvaéz, para lo que prevén instalar puntos de recarga en cada barrio y reducirles un 75% el impuesto de circulación.
    Asimismo, para la moto eléctrica reclamarán una bajada del precio de los peajes y les reservarán plazas en los aparcamientos de nueva concesión.
    En su intervención, el concejal ha ensalzado a la moto como “el vehículo más democrático” porque ocupa poco espacio y es muy versátil, y ha recordado que Barcelona es la segunda ciudad después de Roma con un mayor parque, que alcanza las 290.000, por lo que quieren apostar por una política de igualdad respecto al coche.

    Deixa un comentari

    L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *