El STAC demuestra en un estudio que el transporte sanitario en taxi puede suponer un ahorro de 19 millones de euros a CatSalut

Parte de la Ejecutiva del STAC en una reunión con Ricard Font
Parte de la Ejecutiva del STAC en una reunión con Ricard Font
STAC.- El Sindicat del Taxi de Catalunya ha demostrado en un estudio realizado por la propia organización que sale más rentable realizar el transporte sanitario en taxi, que en ambulancia. El ahorro que puede suponer para el erario público ronda los 19 millones de euros. El STAC ha pedido nuevamente que el transporte sanitario con taxi sea extensivo a todas las coma5rcas de Catalunya.
El estudio se ha elaborado con los datos aportados tanto por los propios taxistas que realizan este tipo de transporte como los datos extraídos de las memorias del propio Departament de Salut
El Sindicat del Taxi de Catalunya siempre ha manifestado que Salut debería hacer una selección entre los enfermos que necesitan las ambulancias mecanizadas y los que no tienen necesidad de ellas y pueden ir perfectamente en un taxi. Todos los pacientes que tienen tratamiento de diálisis, recuperaciones, quimioterapias o radioterapias….. pueden (y deberían) ir en taxis. Esta es la reclamación que el STAC ha realizado a Transports i a Salut
Asimismo el estudio se ha basado en la actual legislación. Desde la ley del taxi, aprobada por el Parlament de Catalunya en el 2003, en el artículo 24, punto 5, donde dice: “En el marco de la normativa sanitaria y para los desplazamientos de usuarios de la Sanidad Pública que no requieran cumplir condiciones específicas relacionadas con la prestación, el equipamiento del vehículo o la calificación del personal, es admisible servirse de recursos propios del servicio del taxi” Y también acogiéndose a la propio ley del taxi, donde habla del Fomento la cooperación “para mejorar el proceso de contratación y prestación del servicio”.
También, en la normativa sobre el transporte sanitario, Decret 182/1990, de 3 de julio habla del uso colectivo que va “destinado al transporte de un número máximo de 6 enfermos, que presenten una mínima disminución, como ahora ciertos tipos de enfermos con tratamiento de rehabilitación o hemodiálisis, y que no necesitan por lo tanto, ni transporte individual, ni asistencia de fluidoterapia endovenosa, ni oxigenoterapia y que tendrán que estar provistos del documento del facultativo que acredite la necesidad del traslado en ambulancia.
Asimismo, y cuando habla de personal, manifiesta el propio decreto que si los enfermos van en ambulancia ésta deberá contar con un conductor y un ayudante; en cambio los vehículos de uso colectivo, sólo es necesario que cuente con un conductor.
La experiencia recogida de los servicios realizados hasta ahora por el taxi y de las memorias publicadas por el propio Cat Salut, el estudio del STAC ha demostrado que el ahorro para el erario público podría supoenr alrededor de 12 millones de euros. A los que hay que sumar los 6 millones que se ha ahorrado Cat Salut con los servicios que ha realizado en un año el taxi. Todos los datos son del año 2009.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *