Montoro explica a los representantes de los autónomos las líneas generales de su reforma fiscal

Ministro de Hacienda
Ministro de Hacienda
MADRID.- Montoro explica a los representantes de los autónomos las líneas generales de su reforma fiscal
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, se ha reunido esta semana con los representantes de las organizaciones empresariales, de autónomos y sindicales para explicarles las líneas generales de la reforma tributaria que aprobará el Gobierno.
El lunes, el ministro se reunió por la mañana con los representantes de las organizaciones empresariales. Por la tarde, Montoro se sentó con los autónomos, Lorenzo Amor, presidente de ATA, y Sebastián Reyna, secretario general de UPTA. Y el martes, el ministro se ha reunido con los representantes de los sindicatos. Por UGT han acudido su secretario general, Cándido Méndez, y Toni Ferrer, secretario de Acción Sindical.
El ministro de Hacienda trasladó su intención de bajar el IRPF y Sociedades. Y rechazó un incremento del IVA y también de los impuestos especiales. El Ejecutivo rebajará el tipo de retención en el IRPF que sufren los profesionales autónomos y fijará un gravamen progresivo en función de las características e ingresos del trabajador por cuenta propia.
El Gobierno mantendrá finalmente el sistema de módulos a pesar de que la Comisión de Expertos presidida por Manuel Lagares pidió su eliminación, aunque lo limitará a los sectores que venden directamente al público, como el comercio, la hostelería o el sector del TAXI, entre otros, y a la agricultura y la pesca. Así lo ha señalado el secretario general de UPTA, Sebastián Reyna, en la rueda de prensa posterior a la reunión con el ministro.
Reyna ha dicho que los autónomos han sugerido que mantenga temporalmente en el sistema a otros sectores como el transporte de mercancías. Igualmente, ha asegurado que el Gobierno se ha comprometido a no aplicar la adaptación del IVA sanitario a la normativa comunitaria a algunos productos básicos de consumo general.
En el impuesto sobre sociedades, Montoro comunicó que el tipo nominal de Sociedades bajará del 30% al 25% en dos años, una medida que se acompañará con la supresión de beneficios fiscales.

Retenciones

En septiembre de 2012, el Gobierno de Mariano Rajoy elevó el tipo de retención que sufren los profesionales autónomos del 15% al 21%, un incremento de seis puntos que, en principio se limitaba a 2012 y 2013. Sin embargo, la medida se amplió a este ejercicio y la legislación vigente contempla que será en 2015 cuando el tipo de retención baje al 19% y en 2016 se reduzca aún más con carácter general. Además, Montoro trasladó al colectivo de autónomos su intención de fijar gravámenes inferiores, del 15% al 17%, en función de las características e ingresos del trabajador por cuenta propia. Así, aquellos que obtengan pocos ingresos sufrirán una retención menor.

El IVA no se toca

Los representantes empresariales mostraron su preocupación durante la reunión por una posible subida del IVA a través de la reclasificación de productos. Montoro insistió en que el Gobierno no tiene ninguna intención de modificar el IVA, un tributo que ya subió en julio de 2010 y en septiembre de 2012. Aun así, es cierto que algunos productos sanitarios sí que verán incrementado su IVA por una sentencia de la Comisión Europea. Uno de los bienes que podrían haberse visto afectados eran las gafas graduadas, cuyo gravamen del 10% pasaría al 21%. Sin embargo, fuentes de las asociaciones de autónomos confirmaron a la salida de la reunión que este producto parece haberse salvado de esa subida, dado su carácter de bien de gran consumo.

Tipo nominal

El tipo nominal del impuesto sobre sociedades es del 23,2% en la media de la Unión Europea y del 25,9% en la zona euro. España mantiene un gravamen significativamente superior, ya que alcanza el 30%. Hacienda dará respuesta a una vieja reclamación empresarial y rebajará el gravamen del 30% al 25% entre 2015 y 2016. La reducción progresiva se acompañará, sin embargo, con recortes de beneficios fiscales. El problema de España es que mantiene un tipo nominal muy elevado, pero el gravamen efectivo que realmente pagan las empresas es muy inferior por la aplicación de deducciones y exenciones fiscales.

Deducciones

El Ejecutivo de Rajoy ya inició en 2012 la supresión o limitación del elevado número de deducciones y exenciones que contemplaba el impuesto sobre sociedades. Esta política se mantendrá en la reforma fiscal, aunque Hacienda ya ha confirmado que las deducciones en I+D y los beneficios fiscales a la reinversión de beneficios se mantendrán. También se fijará una nueva deducción para incentivar la capitalización de las empresas. De tal forma, que se potenciarán las inversiones realizadas con fondos propios.

Medio ambiente

El Gobierno de Mariano Rajoy indicó en el programa de estabilidad que remitió a Bruselas su intención de elevar la recaudación a través de impuestos que gravan consumos contaminantes. Sin embargo, Montoro aseguró que no elevará los impuestos especiales.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *