Marcha lenta de taxis en el centro de BCN para pedir ayudas frente al covid19

El colectivo recorre la Gran Via desde plaza de Espanya hasta paseo de Gràcia y advierte de que no saben cuándo acabarán la protesta

BARCELONA. EL PERIÓDICO. ORIOL LARA.- A los problemas en Rodalies de esta mañana por retrasos en unas obras de Adif se le suma la marcha lenta de los taxistas por el centro de Barcelona, una marcha que amenaza con colapsar la Gran Via y alrededores. El colectivo protesta por su situación ante la pandemia y reclama al Govern de la Generalitat ayudas para hacer frente a su caída de ingresos. Los taxistas también piden a los bancos una moratoria del pago de sus préstamos.

Los taxistas han salido de la plaza de Espanya y recorren en marcha lenta la Gran Via hasta el Paseo de Gràcia. El colectivo Elite Taxi ha advertido que será “la movilización más importante en la historia de este país” y señala: “Empezamos pero no sabemos cuándo vamos a terminarla”.

La manifestación se ha convocado para las 11:30 delante de la Delegación del Gobierno en la calle Roger de Llúria. Lluís Berbel, el presidente del Sindicato del Taxi de Cataluña (STAC), denuncia la situación crítica de muchos taxistas: “los bancos les están apretando para pagar los préstamos y el Ico, y muchos no pueden debido a las bajas cifras que tenemos (80 o 90 % de pérdidas)”. Las pocas ganancias las atribuye, por una parte, a que ya no hay actividad ni de bares ni de restaurantes que les repercute de manera indirecta, y por otra, la falta de turistas, que ya les afectó durante la primera ola.

Además de las ayudas del gobierno, también pide un apoyo por parte de la Administración local que considera que no les han dado suficiente: “pedimos una regulación, incluso la moratoria de alguno de los impuestos que tenemos a nivel local o la ampliación de plazas para taxi porque ahora solo están trabajando un 60 % de los coches. Muchos se encuentran en las paradas de taxi quietos o en doble fila”.

Los taxistas no se plantan

El presidente también ha comentado que, de momento, no tienen pensado hacer otras medidas porque asegura que son “respetuosos con todas las medidas que hay a nivel sanitario y tampoco nos podemos concentrar cada día por la distancia de seguridad”. Sin embargo, si no les hacen caso desde la delegación del gobierno, aspiran a ir a otros sitios para que finalmente el gobierno se posicione a favor. 

Con la situación actual, una de las taxistas, comenta que ha tenido que dejar el alquiler de Barcelona para irse a vivir a casa de su hermana para ahorrar gastos en Santa Perpètua de Mogoda. Maria Victoria Higuero tiene un hijo de 18 años y una moratoria de la hipoteca de la licencia que no podrá pagar si le cobran la letra entera.

La situación es insostenible

La jornada que se les permite hacer no les basta: “Ahora nos permiten trabajar 16 días al mes, si hacemos mucho, que no se está haciendo desde que han cerrado bares y restaurantes, hacemos 100 euros al día”. La situación dice que es insostenible porque por ejemplo “ayer hice 35 euros trabajando 10 horas” y tiene que pagar todos los gastos: “300 euros se me van en gasolina, en julio pagué el seguro a todo riesgo de casi 3000 euros porque tengo seis plazas y los autónomos…”. Aún así, Maria tenía algo ahorrado, pero muchos otros no.

“Ayer hice 35 euros trabajando 10 horas” Maria Victoria Higuero, Taxista

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *