Los tramos de Provença cortados por el AVE reabrirán este mes

* Construcción de la línea de alta velocidad
* Adif empieza a cubrir los pozos de la tuneladora en Entença y Enric Granados
* La obra de superficie del túnel se centra ahora en la unión con la estación de Sants

BARCELONA. EL PERIODICO. RAMON COMORERA.- Dos de las últimas heridas causadas hasta ahora por las obras de superficie del túnel de la línea de alta velocidad por el Eixample empiezan a cicatrizar. El gestor de infraestructuras Adif ha comenzado a tapar los dos pozos de la tuneladora del AVE abiertos desde el año pasado en la calle de Provença. El primero y más grande está en el cruce de Entença, y el segundo, de menores dimensiones, se encuentra a la altura de Enric Granados. La reurbanización debe acabar antes de final de año según el organismo del Ministerio de Fomento, pero no está claro si la curación total, es decir, la reconstrucción de las aceras y de la calzada para restablecer el paso de peatones y vehículos se producirá antes del inicio del núcleo duro del ciclo festivo navideño.
La enorme abertura, de 25 por 17 metros y 20 de profundidad, construida en Provença-Entença, junto a la cárcel Modelo, donde el 26 de julio acabó su recorrido la tuneladora Barcino, estaba ya el viernes totalmente cubierta. El sellado con enormes vigas y gran cantidad de hormigón se inició hace unas dos semanas, tras concluir la salida al exterior de las piezas de la perforadora y el traslado a una base de maquinaria de la constructora Sacyr.
A su alrededor, hacia la calle de Rocafort, por el lado Besòs, y hasta la de Nicaragua por el del Llobregat, avanza la reurbanización de la calle. Está previsto que en este tramo de Provença se replanten 60 árboles y se instalen 38 farolas de nuevo diseño, además de papeleras y aparcamientos para bicicletas.
En el caso del pozo de mantenimiento del topo mecánico de Provença-Enric Granados, que ahora quedará como una salida de emergencia del túnel Sants-La Sagrera, los trabajos de cubrimiento del agujero circular de nueve metros de diámetro y 25 de profundidad, están a punto de empezar. Al ser de menor tamaño, el agujero está descentrado respecto al eje de Provença lo que permite, según explican los técnicos de Adif, avanzar y acabar la urbanización de la calle sin que forzosamente también deban concluir los trabajos del pozo.
Las obras de superficie del túnel, que debería abrirse a la circulación de los trenes de alta velocidad durante el 2012, según la previsión repetidamente manifestada en los últimos años por el Ministerio de Fomento, se centran ahora al final de la calle de Provença, en la corta manzana que va de Nicaragua a Josep Tarradellas, exactamente delante y a solo tres metros de los cimientos de la sede de la Conselleria de Territori i Sostenibilitat.
Hasta aquí llega el túnel abierto desde La Sagrera. Ahora se trata de conectarlo con las vías de la cabecera norte de la estación de Sants bajo la plaza de los Països Catalans.

TRABAJOS EN LA ESTACIÓN DE SANTS

Las máquinas trabajan estos días, parcialmente a cielo abierto, en desplazar cinco pilares y demoler 50 metros del muro que sostiene la placa de la estación. Para realizar la conexión de las vías del nuevo túnel con las de ancho internacional de la estación de Sants, donde acaba ahora la línea Barcelona-Madrid, se pondrá temporalmente fuera de servicio la cabecera norte del AVE. Después se reconstruirá un tramo ferroviario de 800 metros de largo situado casi en paralelo a la galería de Rodalies que sale de Sants hacia la avenida de Roma. También se demolerá el extremo norte de tres andenes de viajeros y de otro andén de servicios de la línea de alta velocidad, estructuras que después se reconstruirán.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *