Los taxistas ejercen de ‘espías’ para detectar el intrusismo y otros delitos


* En Cambrils, además de localizar taxis ilegales, colaboran para actuar contra tentativas de estafa y distintas infracciones
CAMBRILS. DIARI DE TARRAGONA. MÒNICA JUST- El sector del taxi se prepara para una nueva temporada turística. Pero las perspectivas no son muy buenas. Ha bajado su volumen de trabajo y en los últimos años el intrusismo ha aumentado hasta niveles especialmente preocupantes.
Para combatir la presencia de vehículos que transportan pasajeros al margen de la legalidad, los profesionales del sector han estrechado lazos con los cuerpos policiales. Ejercen de ‘espías’ y, cuando detectan alguna práctica irregular, llaman a los agentes para que lleven a cabo las acciones pertinentes. «No digo que sea un problema nuevo, pero antes quizás había trabajo para todos y no se notaba tanto. En cambio, ahora nos perjudica muchísimo», explica el presidente de la asociación Radio Taxi Cambrils, José Manuel Ramírez. Por ello, reconoce que, en temporada alta, realizan guardias en la puerta de los principales hoteles y vigilan si se encuentran con alguna actitud sospechosa. «Es bastante efectivo», confiesa el representante del sector en el municipio.
La Policía Local de Cambrils reconoce que la colaboración va por buen camino. De hecho, confirman que «la relación es estrecha y eficaz», y además aseguran que han podido actuar ya en distintas infracciones.

Detectar pequeños delitos

La colaboración entre taxistas y agentes va mucho más allá. En Cambrils disponen del Consell Consultiu de Seguretat, donde periódicamente se reúnen distintos sectores de la población para hablar de aquellas cuestiones que más preocupan a la ciudadanía en materia de seguridad. Uno de los más activos es precisamente el gremio de taxistas, que colaboran para alertar de cuestiones relacionadas con la protección ciudadana y pequeños delitos como tentativas de estafa. «Pasamos muchas horas en la calle, y en seguida nos damos cuenta de las cosas raras que ocurren. Cuando algo tiene mala pinta, lo olemos desde lejos», afirma José Manuel Ramírez.
En Salou renovaron la ordenanza en junio del año pasado, y la Policía Local también cuenta con herramientas y fija una línea directa permanente con los profesionales del sector. Además, por primera vez, se regula no sólo la limpieza de vehículos y la indumentaria de los conductores, sino también las sanciones para personas que ejerce sin licencia.
Las sanciones se dividen en tres grupos. Las leves –no llevar las tarifas visibles, tener el carnet caducado…– se multan con 250 euros; las graves, como por ejemplo aplicar tarifas nocturnas de día, son 1.250; y las muy graves, es decir, ejercer sin licencia, que se multa con 2.500€.
En ocasiones es difícil de detectar. Por una parte, según recuerda la Policía Local de Cambrils, están los ilegales, que ofrecen el servicio sin tener autorización. Pero por otra están los alegales, cuando son vehículos de alquiler que incorporan conductor. En este punto existe un vacío legal que dificulta la regulación.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *