La Conferencia Nacional deja claro que el sector del taxi quiere seguir la línea marcada por el Reglamento del 79 y que el liberalismo imperante no es el futuro. Reflexiones de José A. Ardura, presidente de la CTE

José Artemio Ardura, presidente de la CTE
Buena tarde a tod@s.

Por primera vez en la historia del Sector del Taxi de nuestro país se planteaba la idea de reunir a todos cuantos tuvieran algo que decir y lo quisieran hacer para, todos juntos, poder hacer un análisis de la situación por la que atraviesa el Sector del taxi nacional y que necesita hoy mas que nunca de la unidad de todos y de una cierta tolerancia e imaginación para superar los problemas que nos aquejan sin estigmatizar a aquellos que no piensen como nosotros o tienen una visión de la explotación de este servicio diferente a la nuestra. En todo caso, era necesario avanzar removiendo cuantos obstáculos nos fuimos encontrando hasta logran celebrar este evento.
He de decir que las cosas han podido hacerse, sin duda, mejor de lo que las hemos hecho pero, en nuestro descargo, he de decir que no hemos dispuesto de medios para ello ( la CTE es una Organización muy modesta en medios) ni de casi ninguna colaboración si no mas bien una encarnizada oposición por parte de quien ostentaba la presidencia de UNALT y que, a mi juicio, la ha perdido como consecuencia de su desastrosa gestión en los últimos dos años.
La realidad incuestionable es que hemos sido capaces de reunir a mas de 50 Organizaciones de diversos territorios y con distintos intereses ( R. emisoras, asociaciones, federaciones, cooperativas y sociedades) que han podido expresar libremente sus puntos de vista sobre múltiples asuntos y que no han tenido que soportar descalificación alguna por pensar diferente a otros asistentes, se ha demostrado que es posible el debate tranquilo entre posiciones diversas lo que siempre es noticia o al menos lo es desde hace un par de años cuando el anterior Presidente de UNALT decidió hacer de la Ley Omnibus, Ley que por cierto está a punto de cumplir dos años sin que haya sucedido nada de nada por mucho que los compañeros de radio Rumasa nos anuncien el fin del mundo cada semana en lo que mas que un progarma radiofónico cada día se asemeja mas a un sermón de telepredicador bananero empecinado en mantener su discurso y deseando fervientemente que se produzca el milagro de una sentencia judicial que afirme algún peligro de esta Ley Omnibus para poder babear un poco mas su rabia y seguir intentando manipular a un Sector que hace mucho tiempo que no escucha sermones y que se fia tanto de la palabra de estos dos gacetilleros como lo hace de los bonos del señor Ruiz mateos.
Bien, a pesar de las continuas y constantes descalificaciones del señor Funes y de estos dos discìpulos del señor Ruiz Mateos , que han protagonizado una campaña contra la Conferencia al tiempo que contra Julio Moreno y su candidatura muy en la línea de independencia informativa que les caracteriza y que, todo hay que decirlo, les está colocando tambien en el lugar que les corresponde de acuerdo a sus actos, pues bien, a pesar de todo esto la Conferencia se ha celebrado y de ella es posible entresacar algunas conclusiones interesantes, a saber:

1º.- Existe un gran interes en debatir e intentar consensuar cosas libremente por parte de todo el Sector, como se ha demostrado con la presencia de representantes de primera línea de UNALT a pesar de las consignas de su “todavía jefe” para que no asistieran.

2º.- Del debate se puede extraer la idea, que se venía cuestionando fuertemente en los últimos tiempos, de que el Reglamento Nacional ( R.D. 763/79 de 16 de marzo) está tan vigente como lo estaba en el año de su promulgación, es decir 1979 y que es muy mayoritaria la opinión de quienes desean que el trabajador autónomo propietario de una sola licencia de taxi sea el protagonista del desarrollo de este Sector y el pilar fundamental sobre el que se debe de sustentar el futuro.
Es evidente que han de convivir los trabajadores autónomos con un pequeño grupo de empresarios nacidos de Leyes profundamente liberales y alejadas de los deseos de la mayoría pero que están en vigor y han de ser respetadas, pero tambien es evidente que los taxistas de nuestro país quieren una actividad en la que una sol licencia/ un solo propietario sea el modelo a seguir, cuestión esta de la que, creo, todos los asistentes con responsabilidades de representación hemos tomado buena nota.

3º.- De entre esa minoría empresarial existe un sector que entiende que han de ser ellos quienes se adapten a los autónomos y no al reves y por ello hacen propuestas de entendimiento que no deben de ser despreciadas ni caer en saco roto, es necesario escucharlos y valorar sus propuestas ya que cuando un empresario está dispuesto a que cada uno de sus vehículos sea conducido EXCLUSIVAMENTE POR UN ÚNICO CONDUCTOR está dando un paso decisivo en el camino del entendimiento con el resto de los autónomos y ello ha de ser valorado positivamente.

4º.- Esta Conferencia ha demostrado también que la falta de entendimiento, de los últimos dos años, entre las dos grandes Organizaciones CTE y UNALT no es fruto de posiciones políticas o sindicales irreconciliables si no de la actitud de un pequeñísimo grupo de personas que no han sabido o no han querido dialogar lealmente, negociar y consensuar y que han hecho de la batalla dialéctica y las malas artes su razón de ser y de actuar. Esta Conferencia ha visto al nuevo Presidente de Gremial de Madrid y posible futuro presidente de UNALT ,compartir mesa con la CTE con total normalidad y en esta Conferencia se ha visto a distintos dirigentes de UNALT y CTE compartiendo debate con total cordialidad porque, ademas, tambien se ha demostrado que es muy poco lo que nos separa y muchísimo lo que nos une a la vista de las Conclusiones de la Conferencia.

5º.- Finalmente, hemos abierto un camino para que, en años venideros, puedan seguir celebrándose encuentros que podrán ser nacionales o territoriales pero que son muy necesarios y que siempre resultaran enriquecedores en la medida que aprendemos de la experiencia de los otros. Sin duda las conclusiones de esta Conferencia generaran aun mas debate y lo que es seguro es que a nadie dejaran indiferente.

A partir de este momento se abre un camino mas claro y con menos dudas, al menos para mí, de cual es el taxi que nuestro Sector quiere para el futuro y parece que no hay discusión posible, el Sector quiere que la explotación individual, con plena y exclusiva dedicación a la actividad, sin pluriempleo, con una mayor profesionalización de los conductores, con unas Organizaciones sindicales nacionales mas transparentes, democráticas y unidas, con unas cooperativas y Radio emisoras dedicadas a proporcionar trabajo a sus socios y sin implicaciones sindicales y con una colaboración entre todos los agentes, económicos y sindicales, real, honesta y decidida en la consecución de un taxi mejor estructurado, con menos licencias, con un mercado propio bien definido y defendido, con tarifas adecuadas, con una regulación profesional acorde con los tiempos y en definitva con una calidad de vida de todos quienes lo componemos que nos permita desarrollarnos como personas sin que nuestra actividad sea, como lo es ahora, el eje central de nuestra vida.

La primera piedra está puesta, ahora toca seguir trabajando todos juntos, como nunca se debió de dejar de hacer.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *