El congreso deja 320 millones en BCN y alivia un invierno negro

PATRICIA CASTÁN / RAMON COMORERA. El Periódico | BARCELONA.- El congreso mundial de telefonía móvil siempre logra un efecto eufórico en Barcelona, donde en los últimos años ha ido rompiendo récords, a la par que oxigenaba a sectores como la hotelería, restauración, comercio y otros servicios relacionados. Sin embargo, el pozo de la crisis, con el consumo local bajo mínimos y la temporada más baja del turismo, ha hecho que este año su repercusión haya sido especialmente balsámica. Un oasis de gastos, fastos e hiperactividad que deja atrás el buen sabor de boca de más de 72.000 visitantes y un impacto económico en la ciudad de 320 millones de euros. Desde el otro lado, la organización aplaude el aumento de más del 30% en contactos de negocio.

SECTOR TURÍSTICO
Suero para hoteles,restaurantes y tiendas
El Mobile World Congress llega en el invierno más duro de los últimos años. En plena temporada baja de turismo (desde noviembre), la cita ha insuflado suero al alojamiento local, con varios días de lleno total. El incremento de asistentes se ha saldado con más reservas de hoteles en municipios vecinos, incluso Sitges, después de abarrotar Barcelona. La ciudad ha mantenido el compromiso de un precio medio de 230 euros en 25.000 habitaciones que iban desde las categorías bajas a las suites presidenciales. El secretario general del Gremi d’Hotels de Barcelona, Manel Casals, evalúa esta edición como «excelente y excepcional». Ayer ya había plazas disponibles en la ciudad, y en las próximas semanas la ocupación será moderada, a la espera de que se reactive en abril. Algo parecido han experimentado los restauradores, explica el presidente de su gremio, Gaità Farràs, quien considera que el congreso ha aliviado la grave crisis que sufren los establecimientos de toda la ciudad. Se han beneficiado especialmente los situados en zonas turísticas o más concurridas, explica, pero el efecto ha llegado a muchos distritos y localidades vecinas. El miedo vuelve a partir de hoy, lamenta, con el éxodo de estos visitantes de alto presupuesto.
En el ocio nocturno, la patronal Fecasarm ha calculado que la restauración y el ocio nocturno se llevarán unos 80 millones del impacto total de la feria, una cuarta parte del total. El efecto colateral de la feria ha ido mucho más allá del horario oficial, con cenas, fiestas e incluso gran demanda de prostitución de lujo.

EFECTO EN L’HOSPITALET
Éxito de reubicación y nuevas expectativas
Uno de los aspectos clave de esta edición era su mudanza a la Fira 2, en l’Hospitalet. Un éxito en términos de movilidad y comodidad de las instalaciones, pero también un revulsivo para la economía del municipio. Su alcaldesa, Núria Marín, sostiene que esta feria en concreto, por su perfil y caché, ha consolidado la plaza de Europa y sus torres de Toyo Ito como nueva puerta de entrada ferial. L’Hospitalet registró más de 600.000 pernoctaciones en el 2012, que este año crecerán por efecto del congreso. La intención de Marín es potenciar otros focos de negocio local vinculados, desde la restauración al comercio, informa Carles Cols. Sin ir más lejos, el centro comercial Gran Via 2, ha registrado hasta 6.000 visitantes diarios más, que en muchos casos iban a comer en sus 20 restaurantes, y también de tiendas.

TRANSPORTE FLUIDO
El coche aumenta y TMB se mantiene
El estreno del nuevo hogar de L’Hospitalet le ha sentado bien al congreso en cuestión de movilidad pese a que el metro que debe cubrir sus necesidades, la L-9, es una obra inacabada que va para largo. El recinto de Gran Via tiene unos accesos viarios y un entorno urbano más que amplios. Y con la crisis, el tráfico y la congestión se han reducido notablemente. La consecuencia es que la fluidez ha dominado el transporte de los 72.000 asistentes y que el 8% de nuevos visitantes ha optado por ir en taxi, coches de empresa y otros vehículos discrecionales ya que el metro, según ha informado TMB, ha tenido un uso similar al del 2012: entre 32.000 y 34.000 entradas y salidas en la estación de Espanya, rótula del sistema. Con esta parada enlazaba la línea de FGC desde la estación de Europa Fira (185% más) y los buses lanzadera del congreso.
Los taxistas han hecho un muy buen balance. Llevaron a diario entre 10.000 y 12.000 personas, según el instituto metropolitano, autoridad del sector que tras la falta puntual de vehículos del lunes por la tarde, permitió trabajar a todos hasta ayer. El aumento de ingresos, aún no cuantificado, superará el 40% del 2012.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *