Dos meses de crecimiento consecutivo permiten confiar en una recuperación del trabajo autónomo

UPTA destaca que es uno de los pocos indicadores positivos en estos meses
MADRID. UPTA.- Comercio (+1.797 autónomos), hostelería (+2.016) y actividades profesionales (+1.009) suponen el 99% del aumento total de la afiliación del pasado mes
4.867 trabajadores autónomos más durante el mes de marzo. Dato que permite avanzar una primavera con repuntes significativos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, después del dato también positivo del pasado mes de febrero. Todas las Comunidades Autónomas han incrementado el número de autónomos salvo Asturias, que ha descendido en 56; Cataluña, que se deja 110 afiliados; y País Vasco, que este mes ha descendido en 6 activos. En el lado contrario está Andalucía, que ha registrado un aumento de 2.300 afiliados durante el pasado mes, lo que supone el 47% del aumento neto total; Baleares que ha incrementado 872 autónomos y la Comunidad de Madrid con un ascenso de 628 activos. Entre las tres regiones suman el 78% del incremento total de afiliados durante el pasado mes de marzo.
La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) valora este dato como muy positivo, aunque será necesario estudiar la evolución en los siguientes meses, tradicionalmente más positivos hasta la llegada del verano. Sin embargo, el dato de evolución sigue siendo negativo en el periodo interanual acumulado, sumando una pérdida de 38.790 autónomos.
En este nuevo aumento neto en la afiliación puede haber tenido influencia un número menor de cierres de negocios a raíz de la aprobación en el Congreso de la convalidación del Real Decreto que establece el sistema para proceder a la concesión de préstamos a Ayuntamientos y Comunidades Autónomas con el fin de que se proceda al pago automático de facturas y certificaciones de obras y servicios pendientes de pago. Ya en su día, Sebastián Reyna, secretario general de Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), la tachó de “la medida más eficaz de todas las aprobadas en estos años contra la situación de crisis económica”, ya que representará una inyección de liquidez en toda la economía real y sobre todo el alivio de las entidades locales y autonómicas para recuperar la normalidad en su relación con proveedores, lo que produce mayor confianza en el colectivo de autónomos.
Por sectores, y a pesar de que la construcción sigue perdiendo afiliados, el pasado mes se dejó 1.221 activos y desde marzo del año pasado pierde 29.188 (lo que representa el 75% de la bajada total de autónomos desde marzo de 2011), el comercio, con un incremento de 1.797; la hostelería, con 2.016 afiliados más; y las actividades profesionales, con una subida de 1.009 activos, suponen el 99% del total del incremento de autónomos del pasado mes de marzo.
Estos buenos datos en el trabajo autónomo contrastan con el crecimiento del desempleo producido en este mes, aunque explican parcialmente el aumento de la afiliación general a la Seguridad Social.
Reyna considera que “hay que ser muy prudente” en la valoración del dato, pero efectivamente es la primera vez que hay un cambio cualitativo, tanto por el número como por el valor de los sectores en alza. Es posible que realmente el trabajo autónomo pueda empezar ya a tirar de la actividad económica, como ha hecho históricamente en todas la épocas de crisis, “pero necesita el impulso y el apoyo que los Gobiernos ofrecen, pero que nunca llegan a aplicar”, afirma el secretario general de UPTA España.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *