Detenidos cuatro taxistas por agredir y robar a un hombre al que acusaban de intrusismob

imageBARCELONA.-

Los Mossos d’Esquadra detuvieron este miércoles a cuatro hombres de nacionalidad española, de 34, 38, 43 y 44 años y vecinos de Barcelona, Sant Adrià de Besòs y Sant Andreu de la Barca como presuntos autores de un delito de robo con violencia e intimidación a un hombre que pretendía ofrecer servicio de taxi sin licencia en la zona de llegadas del Aeropuerto de Barcelona – El Prat. También se les imputan los daños ocasionados al vehículo de la víctima a quien le pincharon las ruedas.
Los hechos se produjeron el pasado viernes, 1 de agosto, por la tarde cuando la víctima, un hombre de nacionalidad paquistaní y vecino de Barcelona, estacionar su vehículo en el parking público de la terminal T1 y se dirigió a la zona de llegadas del aeropuerto. La víctima observó un grupo de hombres que controlaban a distancia y al volver hacia su vehículo comprobó que su coche tenía las ruedas pinchadas.
Después de este incidente, la víctima intentó dirigirse hacia la comisaría de los Mossos situada en la terminal T1 del aeropuerto pero fue interceptado por el mismo grupo de personas que había visto minutos antes. Entonces, un los individuos comenzó a agredirle y amenazarle y le tomó la cartera mientras el resto de hombres hacían labores de vigilancia. A continuación, los hombres se fueron del lugar y huyeron rápidamente en coche.
Gracias a las imágenes de las cámaras de seguridad del CCTV del aeropuerto de Barcelona-El Prat y en la declaración de algunos testigos, los investigadores pudieron identificar y detener a los cuatro hombres, todos cuatro taxistas de profesión, como presuntos autores del robo violento y los daños ocasionados al vehículo de la víctima.
Coincidiendo con el periodo estival y ante el aumento de movimiento en el entorno del Aeropuerto de Barcelona – El Prat, patrullas de paisano y uniformadas de los Mossos realizan controles para luchar contra la actividad ilegal dentro del sector del transporte.
Así, en los últimos 15 días, agentes del Área de Seguridad Aeroportuaria del Área Regional de Tráfico de la Región Metropolitana Sur, de la División de Tráfico y con el apoyo de inspectores de la Dirección General del Transporte Metropolitano, han realizado 8 controles específicos de servicios de taxi en el aeropuerto de Barcelona.
Fruto de estos inspecciones, se han interpuesto 34 denuncias por no disponer de la autorización administrativa necesaria para poder realizar la actividad. En este sentido, de entre los denunciados, se constató que seis conductores eran particulares que habían sido contratados a través de la aplicación Uber.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *