Arranca el juicio por el asesinato de un taxista en Asturias en el 2010

Multitudinario funeral del taxista Guillermo Amieva en la iglesia parroquial de Arriondas, en abril de 2010. :: J. PETEIRO
* El joven parragués Guillermo Amieva recibió 36 puñaladas. La Fiscalía pide para el único imputado 23 años de cárcel
ARRIONDAS. DIARIO EL COMERCIO.- Han pasado ya más de dos años pero los vecinos de la comarca tienen aún muy presente la trágica muerte del taxista Guillermo Amieva Gallego, de 37 años y vecino de Arriondas, apuñalado por la espalda en la carretera de Collía mientras trabajaba en la madrugada del 19 al 20 de abril de 2010. Recibió 36 puñaladas y no pudo ni tan siquiera quitarse el cinturón para defenderse. Se le escuchó, eso sí, pedir auxilio por la emisora.
El juicio contra su presunto agresor, Alexis M. F. F., comienza hoy ante un Tribunal del Jurado en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Oviedo. La Fiscalía solicita 23 años de prisión para el acusado y que se le prohiba residir en la zona, aproximarse o comunicar con los familiares de la víctima durante 28 años, además de abonar una indemnización al padre del fallecido.
La Fiscalía indica que en la madrugada del 19 al 20 de abril de 2010, el acusado se subió en Arriondas al taxi que conducía aquella noche Guillermo Amieva Gallego. Una vez que sobrepasaron la localidad de Collía, y en las proximidades de lo que se conoce como Cabaña del Escribano, el acusado apuñaló a Guillermo Amieva de manera brutal hasta en 36 ocasiones, en el cuello, las extremidades superiores y la cara anterior y lateral del tórax. Para ello utilizó un arma con hoja plana y de un solo filo, de unos dos centímetros o dos y medio de anchura, y no menos de diez centímetros de longitud.
Según relata el Ministerio Fiscal, las posibilidades de defensa de Guillermo Amieva, que trató de agarrar el arma y de poner los brazos para no ser apuñalado, resultaron nulas porque el acusado le atacó desde el asiento trasero izquierdo del vehículo y aprovechando que el conductor llevaba puesto el cinturón de seguridad, lo que redujo su movilidad ante el ataque. «Pese a que Alexis M. F. F. hubiera ocasionado la muerte de Guillermo Amieva con una sola de las puñaladas que le dio -concretamente la que recibió en la cuarta costilla del lado derecho, de quince centímetros de profundidad y que le perforó el pulmón-, continuó apuñalándolo incluso cuando ya tenía escasos signos de vida, desde fuera del vehículo y abriendo la puerta del conductor», explica el fiscal.
Alexis abandonó el lugar con el teléfono móvil de Guillermo Amieva, un navegador, unos 150 euros, las llaves del vehículo y un interruptor con soporte de velcro.
La Fiscalía considera los hechos constitutivos de un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento de los artículos 139.1 y 3 y 140 del Código Penal, y de una falta de hurto del artículo 623.1 del Código Penal. Además, por la falta de hurto se solicita una condena de multa de 720 euros (dos meses a razón de 12 euros diarios), con responsabilidad penal subsidiaria en caso de impago. En concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía pide que se condene al acusado a indemnizar al padre de la víctima con 113.408 euros, más los intereses legales correspondientes.

Segundo asesinato

El pasado mes de junio, Alexis M. F. F. fue considerado culpable por un Tribunal del Jurado y condenado a otros 23 años de prisión por la muerte de Francisco Javier Viego Cuadriello, ocurrida en el mes de febrero de 2010 en Cangas de Onís. También fue condenada la que entonces era su pareja, Nerea A., considerada cooperadora necesaria del asesinato. La sentencia contra Alexis no es firme y la semana pasada se celebró la vista de apelación en la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) en la que el letrado del acusado alegaba falta de pruebas contra Alexis y apuntaba a Nerea como autora material del asesinato

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *