Tres reflexiones desde el taxi de Navarra

DIARIO DE NAVARRA. KIKO ASÍN.- Hace un año la pandemia dejó nuestra vida en suspenso. Las restricciones en la movilidad y el cierre de negocios estratégicos para el taxi, como la hostelería, abocó al sector a una crisis que todavía golpea fuerte. Como bien dicen, somos un termómetro de lo que ocurre en la calle. Y, aunque nos gustaría ser optimistas, tenemos la sensación de que nos queda una larga travesía por el desierto a tenor del volumen de trabajo (y de las previsiones económicas).

La delicada situación que atravesamos nos está haciendo reflexionar sobre varios asuntos, como la importancia de ser previsor, de robustecer nuestro sistema público o de cambiar algunos de nuestros hábitos.

Cuando en febrero de 2020 todavía se le quitaba hierro al Covid-19, incluso desde la Administración, Teletaxi San Fermín tenía elaborado un protocolo contra el virus. Antes de que se decretara el primer contagio en Navarra, nuestros asociados ya disponían de unas pautas de limpieza e higiene en base a la información proporcionada por organismos oficiales. Y es un orgullo decir que, en este sentido, nos codeamos con las grandes empresas, las únicas que en ese momento comenzaban a tomar precauciones e informar internamente a sus trabajadores de la inminente amenaza.

A partir de marzo, cuando explotó la pandemia, fuimos testigos de la gravedad de la situación. Escuchamos los desgarradores testimonios de los trabajadores del sector sanitario y sociosanitario en nuestros coches y estuvimos expuestos a posibles contagios poniendo en riesgo nuestra salud.

Comprendimos, entonces, que la mejor manera de afrontar futuras crisis es fortalecer nuestro sistema público. También el servicio público del taxi. Porque la Administración parece olvidar que dependemos de ellos. Llevamos años insistiendo en la importancia de colaborar de forma estrecha para ofrecer un transporte público de calidad.

A este respecto, la crisis sanitaria ha destapado que nuestro desenfrenado tren de vida tiene consecuencias. En el campo de la movilidad, debemos acelerar nuestra apuesta por un transporte sostenible y seguro. Son dos conceptos que, desde hace tiempo, están marcando la agenda de Teletaxi San Fermín. Las ciudades y los pueblos tendrían que convertirse en espacios más habitables, donde cobrasen protagonismo las personas y los taxis fueran una alternativa más al coche particular.

Haciendo un balance de este annus horribilis, el sector ha aprendido que urge convertirse en un colectivo referente para la ciudadanía, en especial para los más jóvenes. Debemos cautivarles y hacerles ver que el taxi es una opción sostenible y rápida de moverse por la ciudad. Cogiendo un taxi, además, se ayuda al crecimiento económico de nuestra tierra y se apuesta por el empleo digno. No solo de los conductores, sino del gremio en su conjunto, que da trabajo a teleoperadoras, administrativas, abogados o ingenieros, entre otros.

La vida en suspenso dará paso a una nueva vida. Distinta, eso seguro. Pero conviene tomar conciencia de lo que nos está pasando para crecer como sociedad. Desde Teletaxi San Fermín intentaremos, como hasta ahora, adelantarnos a los retos del futuro, seguir brindando un servicio público ejemplar y apostando por las nuevas formas de movilidad. Nuestros conciudadanos, a los que estamos enormemente agradecidos, se lo merecen.

Kiko Asín, presidente de Teletaxi San Fermín

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *