“FENEVAL está y estará como una piña con el sector del taxi”

Adelanto de la entrevista que LA VOZ DEL TAXI hace a MIGUEL ÁNGEL CAZCARRA, miembro de la Ejecutiva de FENEVAL y que será publicada integramente en el próximo número de LA VOZ DEL TAXI
MADRID. LAVOZDELTAXI.- Miguel Ángel Cazcarra, miembro de la Ejecutiva de FENEVAL, empresa mayoritaria del sector de los VTCs, y miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Empresarios del Taxi de Barcelona, declara a LVT el gran error que sería llevar a efecto la liberalización de los VTCs en España como pretende el Ministerio de Economía, ya que ello ocasionaría un daño irreparable y de extraordinarias consecuencias tanto a este colectivo como al sector del taxi.

La Voz del Taxi.- Denos una pincelada sobre la actual situación del taxi en Barcelona.
Miguel Ángel Cazcarra.- En primer lugar quiero decir que ya se ha reconocido que el sector del taxi en Barcelona está compuesto mayoritariamente por autónomos (85%) y por empresas (15%). En este 15%, de acuerdo con las reglas del Instituto Metropolitano del Taxi (IMT), cada empresa puede tener un máximo de 50 licencias, y es este 15% el que garantiza el doble turno en el sector de una manera efectiva, sobre todo en momentos puntuales en los que no todos los autónomos pueden prestar este servicio como es lógico.

LVT.- Finalmente, ¿el sector del taxi en Barcelona aceptará un sistema de turnos, aceptará un día más de libranza…? ¿Cómo queda la situación para regular el taxi en Barcelona?

MAC.- A día de hoy no hay decisión alguna definida. Ha habido una consulta popular en el sector sobre el sistema de turnos, pero de unos
turnos que en la mencionada consulta no fueron claramente definidos. Mientras que unos taxistas interpretaban una cosa, otros profesionales del sector interpretaban otras diferentes. Hay que tener en cuenta que la consulta popular sobre los aceptación o no aceptación del sistema
de turnos se hizo antes de llevar a cabo la consulta sobre la representatividad del sector, por lo tanto, es de lógica abrumadora que debería ser La Mesa de Representatividad la que finalmente tome la decisión de elegir un sistema u otro para la regulación del taxi. En realidad he de decir que no hay nada claro a la hora de dar el paso hacia una regulación del sector. Hay una parte que sí aconseja que debiéramos reducir las horas que debe trabajar cada coche con el fin de que de esta manera las horas trabajadas sean más productivas, pero, insisto, no hay decisiones claras.
Podríamos decir que propuestas tenemos todos, pero no terminamos de ver algo que sea apoyado por una gran mayoría. Como bien sabes, las elecciones fueron muy fragmentadas. Los porcentajes de cada asociación que formamos la Mesa Técnica no son altos, me refiero más que nada a los autónomos, ya que por parte de los empresarios conseguimos un porcentaje más elevado debido a que nuestro cuerpo electoral es más reducido. Nosotros conseguimos un 84% de representatividad dentro del grupo de empresas del sector.
Los autónomos creo que en ningún momento consiguieron alcanzar una representación superior al 8% de sus representados.Hemos dejado sin efecto la medida de los días de fiesta porque ha habido una contestación contra ella absolutamente mayoritaria. En realidad se trataba de una medida un poco salvaje porque aunque todo el mundo está dispuesto a restringir y a ceder, no lo está hasta un punto que podemos considerar como inaceptable.
Nosotros estamos dispuestos a admitir limitaciones porque entendemos que la situación actual no es la más idónea para trabajar mirándonos el ombligo sin atender a la crisis por la que está atravesando el sector. Pero si nos atenemos a la realidad, no podemos decir que el taxi está ante un crisis excesivamente crítica; es verdad que nuestra recaudación no tiene nada que ver con la que realizábamos no hace mucho tiempo, pero también es verdad que si nos comparamos con otros sectores del tejido industrial español que se encuentran en quiebra total, nuestra posición no es tan desesperada. Y digo esto teniendo en cuenta la actividad a lo largo de todo el ejercicio, es decir, de manera global y no parcelando en los meses de verano o en los meses de invierno.

LVT.- Como miembro de la Ejecutiva de FENEVAL, ¿cómo ve la posibilidad de que el Ministerio de Economía, a través de su Anteproyecto de la LOTT, liberalice los VTCs y dinamite la proporcionalidad de 30 licencias de taxi por 1 de VTC que actualmente existe?

MAC.- Me parece tremendo. Yo creo que puede haber un principio de interés en favorecer al usuario de este medio de transporte, pero quien así ha diseñado ese Anteproyecto demuestra tener un total desconocimiento de la situación del transporte en España. Es irrefutable que en este país, desde hace muchos años, han convivido perfectamente los dos transportes de personas en vehículos turismo: A) uno con unas condiciones especiales representadas por el conductor, debido a que domina varios idiomas, y por el tipo de vehículo utilizado; y B) otro que es el taxi tradicional. Ambos transportes han convivido en el tiempo con unas limitaciones aceptadas por unos y otros que representaban las necesidades de la sociedad.
Estas limitaciones se han traducido a 67.000 licencias de taxi en España y a 2.600 autorizaciones de VTCs, y así se ha mantenido en perfecta sintonía hasta hoy. Lo curioso del caso es que el primer Anteproyecto de la LOTT que elabora el Ministerio de Fomento, mantiene ese statu-quo. No añade, ni quita nada. Pero, al parecer, se Anteproyecto no contó con el visto bueno del Ministerio de Economía que elaboró su propio Anteproyecto, en éste sí que ya se refleja que los VTCs se han de liberalizar. Pues bien, la liberalización de los VTCs, trae aparejado consigo la liberalización de los taxis, que nadie lo dude, porque una persona que tenga licencias de VTCs aunque no pueda poner en sus coches el cartel de libre por la calle, puede poner un magnífico cartel publicitando su número de teléfono al que llamar para obtener su servicio, por lo tanto, se trataría de una clara destrucción del sector del taxi a través de los VTCs.
No olvidemos que en los últimos años no se han dado nuevas licencias de taxis en España, solamente ha habido excepciones en algún pequeño ayuntamiento, por lo que muchas personas han visto en el sector un buen medio de vida, ya han invertido su dinero en la adquisición de una licencia que en la actualidad siguen pagando.
Ahora, si esta locura se lleva a cabo, se van encontrar con una saturación de oferta de servicios y con un importantísimo descenso en el valor de la licencia que han adquirido. La primera consecuencia será que no va a poder abonar los préstamos que ha tenido que solicitar; la segunda consecuencia será que lo que ha comprado a 200 ahora, con suerte, lo podrá vender a 100; la tercera y última consecuencia, será la desaparición del taxi. Yo sigo creyendo que no se puede tener tan mala idea de dinamitar al sector del taxi, lo atribuyo a un total desconocimiento de la realidad del sector. Es que de no ser así, me parecería una maldad exagerada. Sé que se ha intentado explicar al Ministerio de Economía lo que pasaría se si llevara a cabo la liberalización de los VTCs, y también sé que los resultados obtenidos de ese primer encuentro no han sido todo lo buenos que cabía esperar, así que el sector tendrá que defenderse. No se puede imponer un ‘modelo’ a la fuerza y, menos aún, de un día para otro si ello lleva consigo trastocar negativamente a 100.000 familias en el país.
Que nadie piense que si se lleva a cabo esta sinrazón el taxi va resultar más barato para el bolsillo del usuario. El taxi tiene unos costes que ya están tremendamente ajustados, sería prácticamente imposible reducir más los costes de explotación. Por otra parte, la UE en la directiva Bolkestein en ningún caso afirma que se deba liberalizar todo, bien al contrario, deja suficientemente claro que se excluye el transporte de viajeros en vehículos de turismo, por lo tanto me parece que no viene a cuento nada de lo que se está tratando de llevar a cabo. La verdad es que en esta situación no cabe mucha negociación, ya que se trata de una guerra sin cuartel, o ellos o nosotros, no hay mucha alternativa. Desde FENEVAL somos partidarios de negociar y dialogar todo lo que sea necesario. Hemos tenido una entrevista con la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, quien nos atendió estupendamente y estamos dispuestos a seguir conversando con quien sea necesario con tal de impedir el desaguisado que se pretende. Si a última hora el Ministerio de Economía siguiera en sus trece, entonces ya no nos dejaría otra opción y ésta sería un plante espectacular y sin marcha atrás. La unidad del sector del taxi con la unidad de la mayoría del sector del coche de alquiler con conductor, sin fisura alguna, facilitará las cosas para consigamos el objetivo.

LVT.- ¿FENEVAL estaría de acuerdo en ir codo con codo con el sector del taxi para defender la proporcionalidad de 1 a 30 si fuera necesario?

MAC.- Por supuesto que sí. Nosotros siempre hemos mantenido una política de común acuerdo con el taxi. Ha habido algún momento en el que alguna de las organizaciones del sector del taxi no entendía muy bien nuestra postura de apoyo al sector. En 2009 intentamos llegar a un acuerdo con el colectivo del taxi, pero finalmente no fue posible porque alguna organización de taxistas entendió que no era correcto, que no era bueno para el sector. Qué duda cabe que era una posición legítima, aunque nosotros eguimos afirmando que hubiera sido muy positivo para los dos colectivos. Pero no tengo interés alguno en volver a sacar cosas pasadas y recordar desacuerdos, bien al contrario, me parece que es muy bueno que actualmente el sector del taxi está unido, y el sector mayoritario de los VTCs también.
A nadie se le escapa que hay una asociación minoritaria en el sector de los VTCs, que es Zonturrent, que defiende la liberalización del colectivo. Hay que decir que ellos están ahí en base a una situación que nosotros siempre la hemos entendido claramente como alegal, ya que contradicen claramente la normativa al pedir autorizaciones fuera de las comunidades autónomas en las que trabajan para desarrollar allí su labor, por lo que no puede haber acuerdo con quien así actúa. En cambio quienes siempre hemos estado dentro del orden y la normativa, representamos a la mayoría en Comité de la sección de Alquiler de Coches con Conductor del Comité de Transporte, que es FENEVAL, siempre hemos mantenido la misma opinión, y, como no puede ser de otra manera, estamos absolutamente en una piña con el taxi, ya que hablamos de lo mismo.

LVT.- ¿Es difícil compatibilizar la representatividad del taxi y de las VTCs?

MAC.- No. La verdad es que es muy fácil, porque son dos partes de un todo. Precisamente, mi visión al estar en los dos campos, es absolutamente real. Son dos sectores que representan las dos caras de una misma moneda. Se trata del transporte de personas en vehículos de turismo con estas dos modalidades y por lo tanto tenemos una visión absolutamente complementaria con el mundo del taxi. Jamás hemos tenido problemas con el taxi.
Tengo una empresa de taxis y otra de coches de alquiler con conductor y cada una tiene su porción. El taxi tiene su terreno, con la manera y el enfoque que tiene y las disposiciones y normativas que tiene, y el alquiler de coches con conductor tiene otras. Si tuviera que haber alguna predominancia de uno sobre otro, desde luego sería la del sector del taxi, es decir, ¿quién es el sector que transporta más viajeros en este país? La respuesta es sencilla, las 70.000 licencias de taxi, frente a las 2.600 de los VTCs, de ahí la existencia y la aceptación por todos de la proporcionalidad de 1 a 30, un sistema que siempre ha funcionado bien, sin problemas durante muchos años.
Si Economía nos quiere llevar a una falta total de regulación, pues lo sentimos mucho, pero creemos que es una absoluta torpeza. Lo que el Gobierno tiene que tener claro es que el sector del taxi, con sus 70.000 licencias, y el colectivo de VTCs con sus 2.500, es decir, un total de 73.000 autorizaciones en España, nos van a tener enfrente, pero muy enfrente, porque sabemos que es una guerra definitiva o ustedes o nosotros, no hay alternativa. No hay nada que negociar.

One thought on ““FENEVAL está y estará como una piña con el sector del taxi”

  • 19 de juliol de 2012 at 16:40
    Permalink

    Si son capaces de hacerlo, si lo que quieren es acabar con el sector, hacer q el precio de las licencias se ponga a 0. En definitiva destrozarme la vida, no me quedara mas remedio q comprar una pistola y hacer una excursion por Madrid.

    Reply

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *