El taxi anticipa su futuro

hibrid* Tecnología y sostenibilidad caracterizan las actuaciones del Imet desde el 2011
BARCELONA. EL PERIODICO. LUIS BENAVIDES.- Hace cuatro años no había tantos taxis con energías y tecnologías alternativas a la gasolina circulando por el área metropolitana y tampoco era posible consultar la duración y precio de un trayecto en el smartphone. Y mucho menos pedir un taxi con tan solo un clic. Ahora todo esto es una realidad gracias a los trabajos impulsados y apoyados desde el Institut Metropolitá del Taxi (Imet), un organismo que depende del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB).
Las diferentes acciones lideradas por el Imet desde el 2011 persiguen ofrecer un modelo de taxi propio del siglo XXI, mucho más sostenible y acorde a unos nuevos tiempos marcados por el desarrollo tecnológico. A partir del 2012 se autorizaron los primeros vehículos eléctricos y, en general, se ha incentivado el uso de vehículos con combustibles y energías alternativas para reducir las emisiones contaminantes.
«Actualmente, 2.828 taxis, que representan el 27% de la flota, circulan con energías y tecnologías alternativas como los motores híbridos. Solo 18 vehículos de la flota son totalmente eléctricos, pero creemos que el número irá aumentando en cuanto se extiendan las electrogasolineras», explica Eduard Ràmia, gerente del Imet.
A pesar de la coyuntura de crisis económica, el parque de taxis se está renovando a un ritmo de más de 1.200 vehículos anuales.

Aplicaciones

Para romper «con el mito de que el taxi es caro» y evitar posibles abusos, que «siempre han sido minoritarios pero han dañado la imagen del sector», cuenta Ràmia, el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) y el Imet promueven la app AMB Taxi-Barcelona, la primera aplicación del España que permite conocer la distancia, la duración y el precio aproximado del trayecto de acuerdo a la tarifa vigente. «A partir de un origen definido por la geolocalización y un destino calcula un tiempo y un precio aproximados», recuerda el gerente del Imet, quien destaca los más de 17.000 usuarios que han descargado la aplicación desde su puesta en marcha en febrero del 2014, coincidiendo con el Mobile World Congress de Barcelona.
Los datos del Imet indican un uso cada vez más extendido de la aplicación. Cada semana aumenta el número de descargas, que acumula ya unas 103.000 consultas. Por su parte, la versión web ha registrado casi 92.000 visitas, con una media de 250 consultas al día. «El balance es muy positivo porque ha supuesto una herramienta de consulta importante. Ahora solo falta ver cómo encaramos el reto de pedir taxi, un servicio que ya ofrecen otras aplicaciones como Hailo, MyTaxi y JoinUp», cuenta Ràmia, que observa que las aplicaciones móviles van al alza mientras las emisoras clásicas van a la baja. No en vano, el 80% de los usuarios de taxi tienen dispositivos móviles de tipo smartphonesy las app son gratuitas e intuitivas. El usuario potencial de estas utilidades es, en definitiva, enorme.
La clarificación de las tarifas es uno de los temas que más preocupaba al Imet para hacer más competitivo al taxi respecto de otros medios de transportes, y en este sentido ha aprobado una tarifa plana del aeropuerto al Moll Adossat del Port de Barcelona, a donde llegan los cruceros, y viceversa, por 39 euros. Podría ser el primer paso para estudiar la posibilidad de crear otras tarifas únicas, especialmente para trayectos del aeropuerto al centro de la ciudad, cuando el sector se ponga de acuerdo, subraya el gerente del Imet.

Nuevas demandas

El nuevo modelo de taxi, diseñado en los últimos años, demuestra tener muy en cuenta las nuevas demandas, derivadas en muchos casos del turismo y de nuevos motores económicos como son los congresos internacionales tipo World Mobile Congress. Así, por ejemplo, en octubre del 2011 se dio la luz verde a la incorporación de vehículos de siete plazas, cada vez más demandados por ciertos servicios derivados del turismo. «Tanto la tarifa única de 39 euros como los vehículos para siete personas van dirigidas especialmente a la creciente actividad de cruceros en nuestra ciudad. En el caso de la tarifa fija es una medida que dará confianza a los usuarios. Para darle más visibilidad hemos realizado una importante campaña con paneles informativos en los puntos con más afluencia de viajeros y más demanda de taxis», explica el gerente del Imet.
En paralelo, el Imet ha realizado por primera vez un inventario a fondo de la red de paradas de taxi, y ha creado un nuevo plan de paradas que se ha traducido por el momento en la creación de 40 nuevas en la ciudad de Barcelona. «Nuestra intención es que el número de paradas en Barcelona y el resto de municipios aumente. Cuando el taxista no tiene clientes es importante que tenga algún espacio para parar. Así ahorra combustible y, sobre todo, es más sostenible porque el vehículo no realiza emisiones», explica el gerente.
La tarea de revisión y actualización de paradas ha contado con la colaboración de las asociaciones profesionales del sector, así como la experiencia de taxistas individuales y las opiniones de ciudadanos y ayuntamientos.
Dos de las novedades más destacadas son la nueva zona para encochar en la entrada principal de la estación de Sants y la parada en el paseo Marítim con Ramon Trias para dar servicio a la demanda de taxis nocturnos.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *