EL STAC se presenta en el contencioso contra ARES CAPITAL

STAC.- El Sindicat del Taxi de Catalunya (STAC) se ha personado en el contencioso administrativo abierto por Ares Capital contra la administración al negarle las autorizaciones solicitadas un total de 800 en paquetes de 100. El STAC ha solicitado al tribunal estar presente para defender al sector del taxi y en contra de las nuevas autorizaciones que en total son cerca de 3.000.

Si el tribunal aceptara nuestra petición significaría la paralización del proceso que se podría extender al resto de contenciosos tanto en los tribunales de primera instancia como incluso en el Supremo.

En el escrito que se ha presentado, por los servicios jurídicos del STAC, en la sala de lo contencioso administrativo donde se están juzgando las alegaciones presentadas por Ares Capital se hace referencia al impacto económico negativo en el sector del transporte por autotaxi que representaría si se concedieran las licencias VTC solicitadas.

Con esta acción se pretende que el sector del taxi, el principal afectado por esas posibles concesiones de autorizaciones vía judicial, pueda defender ante la justicia el negativo impacto que supondría no sólo para el sector del taxi sino también para el usuario.

Las cerca de 3.000 peticiones se han realizado entre el mes de julio de 2013 (modificación de la Ley de Transporte Terrestre –LOTT–) y la publicación del ROTT en noviembre de 2015. Sentencias de algunos tribunales superiores han manifestado que se produjo un vacío legal al no existir reglamentación que regulara dicha actividad. Por otro lado, otras sentencias declaran lo contario ya que en la última reforma de la LOTT, en su disposición final primera declara vigente el Reglamento de la ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de Transporte Terrestre , aprobado por el Real Decreto 1211/1990 de 26 de septiembre en todo aquello en lo que no se opongan a lo dispuesto en esta ley.

El STAC ya  se ha personado en diferentes recursos en contra de la desregulación del taxi pretendida por determinados sectores económicos e incluso por parte de algunos departamentos de la Administración como ha sido el ministerio de Economía.

Por un lado, nuestra organización se ha presentado en los tribunales contra el recurso de la Comisión Nacional de la Competencia (CNMC) solicitando sean modificados o anulados algunos artículos del  ROTT aprobado en noviembre del 2015. Entre ellos los límites cuantitativos (1/30), las restricciones geográficas y el establecimiento de un número mínimo de vehículos.

Asimismo, en el mes de marzo de este año, el STAC también denunció el tema ante el Síndic de Greuges y donde se hizo más hincapié fue la especulación que se estaba realizando con las autorizaciones concedidas en el mercado secundario.

El STAC ha solicitado tanto a la Generalitat de Catalunya como al Área Metropolitana de Barcelona (AMB) un estudio medioambiental del impacto que supondría la autorización de estas 3000 VTC en nuestro territorio.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *