2011 ha terminado con la desaparición de 32.579 trabajadores autónomos

MADRID.- El único colectivo que hasta el momento se había caracterizado por ser anticíclico y crecer en los momentos más duros y de mayor crisis, en esta ocasión es el que más está sufriendo. Diciembre ha terminado con un balance negativo de -6.699 activos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, dejando la cifra total en 3.071.669, y durante 2011 han sido 32.579 los autónomos que no han podido mantener sus negocios en pie. Si analizamos todo el periodo de crisis, vemos que desde abril de 2008, momento en el que el trabajo autónomo crecía a un ritmo interanual de un 10%, se han perdido cerca de 350.000 afiliaciones al RETA. “Y lo peor es que no hay ningún motivo que nos haga pensar que la evolución va a cambiar en los próximos meses, el crédito sigue sin fluir, la morosidad aumenta, la confianza disminuye, todos los indicadores económicos nos hacen presagiar un invierno muy duro para los autónomos”, asegura Sebastián Reyna, secretario general de UPTA España.
Los datos mensuales de diciembre mantienen la caída en la construcción (-4.999), en la hostelería (-1.207) y en el transporte (-272). Sin embargo, aporta un buen dato el comercio (+510), cambiando la tendencia anterior, posiblemente por las expectativas de las ventas en Navidades y rebajas.
Para UPTA estos datos son claramente negativos y no permiten detectar ningún tipo de recuperación en la evolución del colectivo. Por una parte, la sangría de pérdida de activos en la construcción (que ha perdido 26.806 activos durante 2011, el 82% del total de pérdidas anuales en el RETA) continúa muy por encima de las expectativas. Por otra parte, hay que añadir las bajadas del sector de la hostelería, un grupo que venía creciendo, aunque a ritmos lentos, pero no destruía empleo, aunque mínimas, empiezan a dar señales de alarma en el sector (-204 activos en 2011).
En el plato de la balanza contrario está el sector del comercio, el pasado mes de diciembre sumó 510 afiliados y desde enero de 2011 ha incrementado la afiliación en 3.487 activos.
Por Comunidades Autónomas hay que destacar las caídas de afiliación de Andalucía (-1.257), Illes Balears (-1.342); Cataluña (-1.110) y País Valenciano (-1.014), que suman entre las cuatro el 70% del descenso registrado en diciembre. El pasado mes tan sólo se ha incrementado la afiliación de autónomos en la Comunidad de Madrid (+94) y en las Islas Canarias (+280).
Estos datos confirman las propuestas de UPTA España para que se articulen fórmulas pensadas específicamente para el trabajo autónomo y la empresa individual, con el objetivo de reforzar el emprendimiento en España y particularmente entre los jóvenes.
Para Reyna, los autónomos son empleo y creadores de empleo, “son el principal factor de creación neta de trabajo”. Por ello, UPTA España pide al nuevo Gobierno un compromiso político claro para volver a la senda del crecimiento de trabajo autónomo en el conjunto de la nueva Legislatura en el entorno del 5%. “La creación neta aproximada de 180.000 nuevos autónomos en este periodo sería un paso trascendente para recuperar la expansión del empleo en general”, explica el secretario general de la Organización.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *