¿Qué proponen los partidos políticos para mejorar el tráfico, la movilidad y la seguridad vial en Catalunya?

ConferenciaJordi Jané, de CIU; Robert Labandera, del PSC-PSOE; Marc Sanglas, de Esquerra Republicana de Catalunya; Pedro Chumillas, del Partido Popular de Catalunya; y Josep Pérez Moya, de Iniciativa per Catalunya Verds, han dado a conocer las propuestas de sus partidos en materia de tráfico, movilidad y seguridad vial de sus partidos en un debate electoral, organizado por CEA y la Fundación PONS.
Josep Pérez Moya, miembro del Consejo Nacional de Iniciativa per Catalunya Verds, se manifestó favorable a la limitación de la velocidad en los accesos de la capital ya que según sus datos “se llega antes y se reducen los accidentes”. Como el resto de los participantes apostó por mejorar la educación y la formación en seguridad vial con programas que refuercen los conocimientos de los profesores de colegios y de autoescuelas, y dentro de este aspecto por “el reconocimiento de los profesores de autoescuela con un titulación equivalente a la Formación Profesional”. También, manifestó que su partido está a favor de mejorar las infraestructuras, intensificar los controles de alcoholemia y drogas, favorecer el transporte público para lo que proponen crear una plan de transporte público que llegue la mayor número posible de personas.
Jordi Jané, diputado en el Congreso y Portavoz de CiU en la Comisión de Seguridad Vial, aseguró que “CIU está en contra del límite de 80 kilómetros por hora impuesto en los accesos a Barcelona y por ello, si su partido llega al Gobierno de la Generalitat de Cataluña suprimirá esta prohibición”. Además durante su intervención esbozó las principales propuesta de su partido en seguridad vial como son: aplicar las normas de seguridad social como elemento preventivo, más que recaudatorio; continuar con las sanciones de tráfico pero unidas a elementos de peligrosidad, como por ejemplo ubicar un rádar en aquellos lugares donde se puede tener un accidente, destinar la totalidad de la recaudación que se ingrese por multas a medidas concretas de seguridad vial como puede ser mejorar la señalización viaria y la educación vial. Por otro lado, después de manifestar que las víctimas de tráfico son la prioridad más importante hizo hincapié en la importancia de hacer un esfuerzo por explicar las causas de los accidente de tráfico que muchas veces están relacionadas con el uso del teléfono móvil: “sería adecuado realizar campañas para que los ciudadanos sean consciente de que una pequeña distracción puede causar un accidente”.
Robert Labandera, portavoz de la Comisión de Política Territorial del Parlament de Catalunya del PSC-PSOE, se mostró favorable al límite en la entrada de Barcelona pero apostó porque sea más flexible y se establezcan distintas velocidades según las horas. Respecto a las medidas propuesta por su partido, se centró en apoyar el transporte público, aumentar la inversión en las carretaras y especialmente en los tramos de concentración de accidentes. También en perseguir la temeridad en la carretera, promover la disciplina viaria, ampliar los planes de seguridad vial de las administraciones locales, aumentar los controles de aloholemia y drogas, mejorar la atención sanitaria en el lugar que se haya producido el accidente y mejorar la seguridad jurídica de las víctimas para que puedan resolver sus litigios lo antes posible. Labandera concluyó su intervención apostando por una política pensada en las personas y por unas infraestructuras seguras y sostenibles.
Marc Sanglas, secretario de Política Municipal de Esquerra Republicana de Catalunya, inició su intervención felicitando a la administración y a la ciudadanía por la reducción de accidentes y por el amplio consenso que generan las medidas de seguridad vial. Sus palabras fueron favorables a la limitación de velocidad en la entrada de Barcelona, aunque “se puede replantear”, matizó, y en la realización de actuaciones concretas en los conocidos como puntos negros. Entre las propuestas que enumeró sobresalen la realización de campañas informativas para insistir en la concienciación sobre la seguridad vial, la aprobación de medidas que aceleren la asistencia legal a las víctimas y dedicar el 5% de las inversiones a infraestructuras que mejoren la seguridad.
Pedro Chumillas, secretario de formación del PP de Catalunya, resumió su intervención en tres conceptos: Educación, inversión en puntos negros y seguridad viaria. Chumillas apostó por la libertad del conductor ya que la prudencia debe ser innata al conductor, por lo que está bien fijar límites de velocidad siempre y cuando sean razonables. También la formación en la escuela es una de sus apuestas ya que es “mejor educar que sancionar”. Asimismo, explicó que se pueden hacer cosas sencillas como evitar atascos a las entradas de las ciudades o mejorar la seguridad vial en el trabajo.
El debate, celebrado en la sede de la Fundación PONS en Barcelona, estuvo moderado por Montserrat Figuerola, directora de CEA en Cataluña, y a él asistieron numerosos personas relacionadas con el sector de la seguridad vial.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *