Proponen que los taxis de Jerez sólo puedan trabajar 16 horas al día

* La medida ya se ha adoptado en grandes ciudades como Madrid, Valencia o Bilbao
JEREZ. DIARIO DE JEREZ. M.MOURE.- El presidente de la Asociación Jerezana del Teletaxi, Sebastián Blanco, propondrá en la próxima asamblea de este colectivo una especie de regulación temporal de servicios “que permita repartir mejor el poco trabajo con que nos encontramos en estos meses de crisis económica”.
Según dijo a este medio, una de las propuestas que llevará a la referida asamblea pasará porque “cada taxi pueda circular tan sólo 16 horas al día como máximo, lo que de un lado ahorraría costes y esfuerzos y, de otro, permitiría que la imagen actual no se repitiera con tanta frecuencia”. Se refiere en concreto al hecho de que “muchas mañanas es terrible para el sector comprobar cómo hay 130 ó 140 taxis estacionados en las paradas sin un servicio que llevarse a la boca”.
Esta medida no es ni mucho menos nueva. En numerosas localidades -casi todas ellas capitales de provincia- o bien se está llevando a cabo “o están a la espera de ver cómo funciona para hacerlas propias”. Son los casos, según apuntó a este medio el presidente del Teletaxi, de ciudades como Madrid, Valencia y Bilbao, que ya lo tienen en funcionamiento, o el de Córdoba, que tenía previsto implantarlo ahora a primeros de año, junto con los de Zaragoza o Barcelona, donde el proyecto está casi ultimado”.
Los ojos de los rectores del taxi jerezano se dirigen estos días precisamente a Córdoba, estando a la espera de ver qué tal funciona la referida restricción horaria. En idéntica situación que los taxistas de Jerez se encuentran los de Huelva.
A la hora de valorar las razones por las que se propone esta especie de regulación temporal, Sebastián Blanco señala que “en la actualidad estamos sufriendo un descenso de la recaudación comprendido entre el 70 y el 80% respecto a lo que se podría considerar como aceptable”.
La idea del presidente del Teletaxi es, dadas las actuales circunstancias, pasa por organizar los horarios, “garantizar por supuesto un servicio de 24 horas al día” y de esta forma ahorrar al menos los gastos que, “quiérase o no, se originan cuando están trabajando”.
La caída de vuelos en el aeropuerto -como buena noticia se erige que a partir de febrero la actividad aeroportuaria se animará- ha provocado igualmente que ese antiguo garante de buenos servicios se haya tornado una especie de lotería que nunca toca. “Ahora mismo -destacó Blanco- apenas tenemos cuatro vuelos de Madrid, que vienen además casi vacíos. Para colmo son muchas las personas que van a recoger a sus familiares. Con suerte, cargas allí dos veces al día. Y eso no es suficiente”

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *