Nuevo Toyota Prius: adiós al taxi con una vocación más elitista

Madrid. El economista.- El Prius nació como una propuesta casi exclusivamente tecnológica. Por ello, su estética no ha sido en sus generaciones anteriores un tema prioritario ni para la marca ni para los clientes. Sin embargo, ahora Toyota ha dedicado más atención a este apartado y vemos un Prius más llamativo en su estilo, incluso con algunas licencias estéticas que le dan mayor presencia visual.

Una de las razones que hacen al nuevo Prius más llamativo es que el coche ha crecido 6 cm a lo largo y 1,5 cm a lo ancho respecto a la tercera generación. También presenta una silueta de mayor dinamismo al haber reducido su altura en 2 cm y tener ahora una parte delantera más afilada, que aparte de haber optimizado levemente la aerodinámica ha ampliado el campo de visión del conductor. Las nuevas dimensiones aportan otra mejora en la parte posterior, ya que el maletero aumenta su espacio disponible en 60 litros, con lo que alcanza unos sobresalientes 501 litros de capacidad.
A España llega en mayo y la gama se ha simplificado al máximo, ya que se va a comercializar bajo un único acabado que, sin embargo, aporta un mayor equipamiento que en el modelo anterior. El Prius de cuarta generación se venderá en un único acabado por 29.900 euros y llega de serie con casi todo el equipo que puede llevar, ya que la única opción ofrecida por Toyota es la tapicería de cuero, con un sobrecoste adicional de 1.500 euros.

Repasando el acabado constatamos que estamos ya lejos de aquél desnudo y espartano primer Prius de 1997. El actual equipa sistema multimedia de pantalla táctil de 7 pulgadas con navegador integrado Toyota Touch 2 & Go, Toyota Safety Sense con 22 sensores en lugar de 9, equipo de sonido JBL de seis altavoces, climatizador automático bizona con sensor que detecta si hay un ocupante en el asiento derecho, cámara de visión trasera y el avanzado sistema de asistencia al aparcamiento IPA.

El objetivo comercial y las aspiraciones del Prius cambian en nuestro mercado, haciéndose más elitista aunque el precio no aumente significativamente respecto al anterior modelo. Las condiciones de financiación de la marca permiten adquirirlo por 290 euros al mes y, al contrario que sus predecesores, no va a ser homologado como taxi en las grandes capitales Madrid y Barcelona. Para ese fin se destinará en exclusiva el modelo de carrocería monovolumen Prius Plus.

Diferente al conducirlo

La mayor diferencia respecto al anterior Prius la notamos a la hora de conducirlo. Al volante se hace más ágil en ciudad y más estable en carretera, con una dirección más precisa a la hora de aparcar o bien de trazar una curva. En su estructura, el Prius 2016 aporta una novedad muy importante. Es el primer modelo de Toyota que se desarrolla sobre la plataforma Toyota New Global Architecture (TNGA), que servirá en el futuro próximo para aproximadamente la mitad de modelos que lanzará Toyota de aquí a 2020.

La primera consecuencia de utilizar la TNGA ha sido permitir importantes trabajos de mejora sobre el motor híbrido y la transmisión que han supuesto una importante reducción en el peso del coche, siendo ahora de 1.375 kilos. Esta circunstancia ha permitido además rebajar la potencia total del Prius de 136 a 122 CV, reduciendo los consumos y las emisiones en un 20 por ciento.

Asimismo mejora de paso su comportamiento dinámico, con un centro de gravedad 2,5 cm inferior al de su predecesor y una rigidez torsional aumentada en un 60 por ciento, el Prius es ahora bastante más estable y preciso sobre el asfalto. Nuevas suspensiones traseras de doble triángulo y unas delanteras totalmente rediseñadas terminan de cambiar sustancialmente el comportamiento del híbrido japonés, haciéndolo más riguroso en su rodar por carretera.

El motor térmico 1.8 de cuatro cilindros de ciclo Atkinson extendido conserva los mismos 98 CV que antes, aunque se han reducido sus emisiones. Es en la parte eléctrica donde se han producido los mayores cambios, reduciendo el tamaño de todos sus componentes así como la potencia del motor, que pasa de 80 a 72 CV. Con ello se pierde un poco en las cifras de prestaciones, en concreto dos décimas en el 0 a 100 km/h, pero a cambio de una drástica reducción de 1 litro de gasolina en el consumo, objetivo primordial de este modelo y que consigue ser en este aspecto el mejor resultado de su categoría. El motor térmico consigue actualmente un rendimiento en el aprovechamiento de combustible del 40 por ciento, un resultado ejemplar dentro de su clase.

4 thoughts on “Nuevo Toyota Prius: adiós al taxi con una vocación más elitista

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *