"Mascherano pagó los 20 euros de la carrera"


Messi hizo también de fotógrafo
* El taxista los vio cansados
* El taxista Carles Pinós, que llevó a Messi y Mascherano hasta la Ciutat Esportiva, convirtió a los dos cracks en fotógrafos accidentales
SANT JOAN DESPI. SPORT. E. BLASCO.- Carles Pinós era ayer el taxista más feliz de toda Barcelona. Hasta el día de ayer, habían pasado por su coche famosos como los actores José Coronado o Juanjo Puigcorbé, pero nunca un jugador del Barça. Culé reconocido dentro del gremio, ayer no podía creerse a quién llevaba sentados en su taxi. Había estado esperando hora y media en el aeropuerto de El Prat cuando de repente llegó su turno para coger pasaje, “cuando me di cuenta de que eran Messi y Mascherano no me lo podía creer, me puse muy nervioso y no me salían las palabras, no sabía qué decirles para no meter la pata, si hablarles de balones o de kiwis”, decía ayer el taxista más mediático del día.
Casualidades de la vida, Pinós estaba en el lugar, el sitio y el momento. “Fue un trayecto muy tranquilo, ellos miraban el teléfono y no hablaban mucho, se les veía cansados”, reconocía Carles, a quien el trayecto se le hizo eterno, “solo fueron 10 o 15 minutos, porque la Ciutat Esportiva está cerca del aeropuerto y no hay mucho tráfico, pero se me hizo larguísimo porque imagínese que tengo un accidente llevando a los dos cracks en mi coche”. En esta ocasión, a Mascherano le tocó rascarse el bolsillo, “fue él quien me pagó los 20 euros de la carrera”.
El taxista llevó a Leo y Javier hasta la puerta del vestuario y no dejó pasar la oportunidad de su vida, convirtiendo a los dos futbolistas en fotógrafos accidentales. “La verdad es que la foto que me hizo Messi salió muy bien, la clavó”, en cambio, “Mascherano me hizo la foto a contraluz y de más lejos y no se ve muy bien”. A Carles le faltó tiempo para llamar a su mujer y sus dos hijos y explicar la anécdota del día, “fue el día más feliz de mi vida como taxista”. Y es que también aprovechó para hacerse una foto junto a Adriano, quien había ido a la Ciutat Esportiva a hacer recuperación

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *