Los taxistas lusos critican la legalización de Uber y mantienen manifestación

Lisboa | EFE.- Los taxistas portugueses criticaron la prevista legalización de Uber, dada a conocer hoy por el Gobierno, y anunciaron que mantienen la gran manifestación del 10 de octubre en Lisboa, en la que esperan la presencia de otros colegas europeos, incluidos españoles.

Las dos principales organizaciones de taxistas en Portugal arremetieron contra la normativa anunciada por el Ejecuitvo, que reconocerá a las compañías de transporte, como Uber o la española Cabify, como “prestadoras de servicios de tecnología” y les permitirá operar previa autorización del regulador de transportes.

A juicio de la Asociación Nacional de Transportadores Ligeros en Carretera (Antral), la medida busca desmovilizar la protesta del día 10 de octubre, en la que esperan congregar 6.000 vehículos, en tanto que la Federación Portuguesa del Taxi (FPT) considera que el Gobierno no cumple lo que prometió.

Por ello, los taxistas mantienen la protesta del 10 de octubre, a la que esperan acudan colegas de otras ciudades europeas, entre ellas Madrid y Barcelona, según avanzó hoy a EFE un representante de la FPT. Y es que, sostiene esta organización, el Ejecutivo dijo que cualquier operador que se instalase en Portugal tendría que cumplir con las mismas reglas y exigencias que tienen los taxis lo que, a su juicio, no está reflejado en la normativa anunciada por el ministro de Ambiente luso, João Pedro Matos Fernandes.

El texto precisa que la actividad de esas plataformas estará “separada de la naturaleza de servicio” público y que, al no ser consideradas prestadoras de servicios de transporte, no tendrán los beneficios fiscales que sí tienen los taxistas.
Además, las plataformas están obligadas a tener una sede o representante nacional y emitir factura electrónica, en tanto que sus conductores deberán tener una formación de 30 horas acreditada por autoescuelas. También tendrán una identificación visible tanto en el vehículo como en las aplicaciones móviles usadas para requerir sus servicios.

Matos Fernandes consideró que la nueva normativa, que se espera sea aprobada en octubre y entre en vigor un mes después, “acaba con la competencia desleal y defiende mucho a los consumidores”.
Uber fue declarada “ilegal” por el anterior Gobierno luso y una sentencia judicial de 2015 obligó a la empresa a suspender su funcionamiento en Portugal, aunque siguió operando después de presentar un recurso a la decisión del Ejecutivo. EFE

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *