Los taxistas de Tarragona, La Secuita y Perafort se 'pelean' por el AVE

Taxis de La Secuita y Perafort aparcados el miércoles por la mañana en la estación del Camp de Tarragona. Aseguran que las horas punta son a las 10 y de 12 a 14 horas.
Taxis de La Secuita y Perafort aparcados el miércoles por la mañana en la estación del Camp de Tarragona. Aseguran que las horas punta son a las 10 y de 12 a 14 horas.

Diari de Tarragona.– El enfrentamiento entre los taxistas de Tarragona y los de La Secuita y Perafort por la estación del Camp precipitó ayer una reunión entre representantes de los tres ayuntamientos y técnicos de Transports de la Generalitat. Debatieron sobre la posibilidad de crear un área de prestación conjunta de taxi en los tres municipios. Se trata de una petición de los chóferes de Tarragona, que quieren operar en la estación del AVEen las mismas condiciones que los de La Secuita y Perafort –términos donde está ubicada está infraestructura ferroviaria–. Ahora sólo pueden cargar pasajeros allí cuando no hay taxis de las otras dos localidades, ya que estos tienen preferencia.

La Generalitat, administración que concede las licencias, se comprometió a poner en marcha la primera semana de septiembre una mesa técnica de trabajo para valorar la viabilidad de esta área única o incluso ampliarla a más ciudades. Se reunirá una vez al mes. «Estamos recopilando información para conocer si la oferta de servicios es buena y cuál es el nivel de utilización de los taxis», apuntan fuentes del Departament de Territori i Sostenibilitat.

Los taxistas de Tarragona abogan mayoritariamente por la unificación, pero los de La Secuita y Perafort se oponen y prefieren seguir por libre. Ambos colectivos también se acusan mutuamente de captar clientes «ilegalmente» en sus respectivas zonas. Hay lío. Hace unos días, un conductor de la capital denunció que varios de La Secuita y Perafort le destrozaron los espejos retrovisores y le escupieron dentro del coche cuando fue a recoger pasajeros a la estación del Camp. Los presuntos agresores lo niegan. Veinticinco taxis de Tarragona acudieron luego allí para bloquear el paso a los conductores locales. Se vivieron momentos de tensión y discusiones subidas de tono.

Con este ambiente enrarecido, los taxistas tarraconenses apoyan su reivindicación en que «los trenes de larga distancia que antes pasaban por la estación de Tarragona circulan ahora por la del Camp. Aquí sólo llegan ya cuatro Euromed de Alicante y alguno de Andalucía, el resto son regionales; sin embargo, allí llegan más de cincuenta convoyes diarios», afirma Ramón Miró, presidente del Sindicat del Taxi de Catalunya (STAC) en Tarragona.

«Progresivamente, esto está creando un desequilibrio entre la demanda y el servicio. En Tarragona sobran taxis y en La Secuita, faltan», añade Sergi Marquès, vicepresidente del STAC en Tarragona.

Los tarraconenses argumentan que el servicio que ofrecen los trece taxistas de La Secuita y Perafort en la estación del AVE es «totalmente insuficiente». «Si no fuera por los taxis de otros sitios que se llevan pasajeros cuando ellos no están, habría sesenta o setenta personas esperando en la calle cada vez que llega un tren», dice Miró. Unos setenta chóferes de la capital tienen autorización para operar en esa estación, aunque deben ponerse a la cola de los locales.

Los conductores de La Secuita y Perafort aseguran que «el servicio está perfectamente cubierto» y mantienen que «no nos importa que vengan, siempre que respeten nuestra preferencia». «Aquí sólo hay tres meses buenos, los de verano, el resto hay poca faena y da para un jornal bajo trabajando hasta doce y catorce horas diarias», señala Paco Villacreces, taxista de La Secuita. «Si suben los de Tarragona no habrá trabajo ni para nosotros ni para ellos», apostilla su compañero Óscar Abajo.

Jonathan González refuerza esta teoría: «En invierno hay domingos que nos pasamos más de seis horas parados sin cargar ningún pasajero».

Los taxistas de estos dos municipios acusan a los de Tarragona de «querer invadirnos». «¿Por qué no van al aeropuerto de Reus o a Salou y Cambrils? Vienen aquí porque sólo somos trece. Si no tienen trabajo, que bajen la tarifas y dejen de ser los más caros de España», sostiene Paco Abajo.

Para crear un área única de taxi entre Tarragona, La Secuita y Perafort deben estar de acuerdo al menos dos de las tres localidades. Yno parece que eso vaya a ser posible. El alcalde de La Secuita, Eudald Roca (ERC), declara que está a favor de «un área conjunta en todo el Camp de Tarragona, como la metropolitana de Barcelona», pero rechaza una que se ciña sólo a estos tres lugares.

En esta misma línea, el alcalde de Perafort, Joan Martí Pla (CiU), indica que «es positivo que se haya creado una mesa de trabajo para tratar de resolver este alboroto, pero el área debe abarcar todo el Camp. A la hora de jugar, tiene que jugar todo el mundo».

Por su parte, Begoña Floria (PSC), concejal de Mobilitat de Tarragona, recuerda que «es una polémica que viene de cuando se construyó la estación del Camp (se inauguró en diciembre de 2006)», y defiende que «deberíamos tender hacía un área de prestación conjunta, aunque eso requiere un estudio previo de viabilidad y escuchar las opiniones de todos los colectivos, ya que no todos los taxistas de Tarragona están a favor de esta área».

Floria concluye que «queremos que haya una mejor regulación para que este servicio público se dé correctamente y el sector se pueda ganar la vida de forma razonable».

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com