Guerra del taxi: 'perdigonazos' y ácido en los coches para frenar a Uber y Cabify

  • Incidentes con escopetas y pistolas de perdigones, palizas, ruedas pinchadas… La asociación de conductores con licencias VTC denuncia a los taxistas por supuestas agresiones.

Barcelona. El Confidencial.- Nuevo episodio en la guerra entre taxistas y conductores con autorizaciones VTC, las utilizadas por firmas como Uber o Cabify. Unauto, agrupación que engloba a unas 120 empresas y más de 1.300 conductores de transporte privado, ha presentado una demanda ante la Jefatura Superior de Policía de Madrid por la escalada de violencia que, dicen, han sufrido entre junio de 2014 y diciembre de 2016. Aseguran que existe “una campaña de acoso” que ha derivado en “daños y agresiones a los conductores”, entre ellas el uso de pistolas de perdigones y ácido. Unauto señala a miembros de Élite Taxi en Madrid, Valencia y Barcelona como responsables de los ataques. Adrián Martínez, portavoz de Élite Taxi en la capital, niega todas las acusaciones. “Que lo demuestren”, dice a este diario.

La denuncia colectiva, a la que ha tenido acceso Teknautas, detalla hasta otras 22 formuladas en toda España en un periodo de un año y medio, entre las que se encuentran agresiones físicas, ralladas en los coches, lanzamiento de ácido y líquidos decapantes o disparos con pistolas de balines y de perdigones. Élite Taxi Madrid asegura que es “la primera noticia” que tiene de este asunto, en palabras de su portavoz. Martínez dice que todas esas acusaciones son falsas y emplaza a Unauto a que demuestre su implicación.

La denuncia señala diferentes tipos de agresiones. En una fechada el 30 de octubre de 2015, se habla de un “vehículo quemado” cuyas llamas afectaron “a dos coches estacionados detrás y la fachada de una vivienda unifamiliar”. En otro incidente, este del 9 de septiembre de 2016, un conductor sufrió una agresión de un taxista “que le golpeo la cara y el cuello” y le amenazó “con un punzón con el que había rajado las ruedas del coche de un compañero”. Otra denuncia, del 29 de octubre, habla de “disparos al vehículo con una pistola de perdigones desde un taxi”.

En la denuncia se detallan agresiones físicas, amenazas de muerte o ataques con ácido, pistolas de balines y hasta perdigones

Con la demanda, Unauto recalca su intención de señalar a los grupos violentos que “solo representan a una pequeña facción que incita a la violencia de forma manifiesta en las redes sociales. Eso no es tolerable”, explica Eduardo Martín, director de relaciones institucionales de la asociación. Asegura que han tomado cartas en el asunto después de que se hayan aglutinado “hechos similares que siguen un patrón y que tienen una correspondencia con las redes sociales, donde se suben vídeos y fotos y se hacen llamadas al odio, a las agresiones e incluso a la compra de martillos”.

Uno de los puntos de la denuncia remarca la campaña de acoso “orquestada en redes sociales” que están ejecutando los grupos de Élite Taxi acusados. “Lo están subiendo a las redes sociales como si fuera un galardón”, lamenta Martín. Otras fuentes del sector consultadas por Teknautas apuntan en la misma dirección: no creen que el sector del taxi haya “tomado una deriva violenta” sino que “se oye más al que grita más fuerte”, pero marcan una línea roja a la hora de hablar de agresiones: “Cualquier acto es condenable, pero no es lo mismo rallar un coche que coger una pistola de balines”.

En la demanda interpuesta por Unauto, se encuentran pantallazos de publicaciones de algunos miembros de los citados grupos en redes sociales. En algunas de las publicaciones adjuntadas se habla de iniciar “la caza del golfo pero ya”. En otra imagen colgada en Facebook de un insecticida y unas cucarachas se asegura que “o el taxi o las VTC, pero en la calle no hay cabida para los dos. Odio eterno a las VTC”.

3.000 licencias en el horizonte

¿Ha habido una escalada de violencia en los últimos meses a raíz de las 3.000 licencias que el Tribunal Supremo puede autorizar a lo largo de 2017? Según las fuentes consultadas, los episodios de violencia se han recrudecido en los últimos meses y no descartan una relación con esa medida: “Solo tienes que echar un ojo a las redes sociales de algunos sectores del taxi para ver que hay mensajes que llaman a la violencia”.

Desde Unauto, se habla de “oleadas” de violencia que están relacionadas con la presión que ejercen estos “grupos minoritarios” en las redes sociales, y recuerdan que esas 3.000 licencias “se van a poner en marcha” porque “la competencia es buena para el ciudadano”.

Élite Taxi también denuncia agresiones

La parte denunciada asegura que los conductores de vehículos con licencia VTC también han agredido a taxistas. “Hace poco agredieron a un compañero. Había un grupo de coches incumpliendo la normativa de transporte y uno se acercó, le dio un guantazo y le dobló las gafas. El compañero no vio quién había sido, por lo que se hizo una denuncia y quedó constancia pero al no poder señalar a una persona física es imposible acusar a alguien”, lamenta Martínez.

Eduardo Martín, de Unauto, niega taxativamente esas acusaciones y asegura que los asociados no han agredido a ningún taxista. “Hay cosas que no nos creemos: que aparezca un taxi con una ventanilla rota y una pintada que ponga VTC es un juego de niños. Seamos serios, porque esto da la risa. Tomamos las medidas oportunas acudiendo a la policía, a la Delegación del Gobierno y pidiendo el amparo de la ley. No vamos a responder a la violencia con violencia ni lo vamos a tolerar”, sentencia.

Paro convocado para el 16 de marzo

La denuncia colectiva de Unauto llega en un momento álgido de tensión. Los taxistas de Madrid y Barcelona han convocado un paro para el próximo 16 de marzo para protestar contra la actividad de los coches con licencia VTC. Adrián Martínez detalla las cuatro demandas que desde las entidades impulsoras, entre ellas Élite Taxi, se van a presentar ante el Ayuntamiento de Madrid. “Que dote a la policía de recursos para cumplir la normativa vigente de transporte, que sancione ciertas prácticas como el subalquiler, que se disculpe por haber llegado a acuerdos con Uber y los cancele y que facilite el servicio puerta a puerta del taxi. Hay un quinto, la eliminación de restricciones sobre las medidas o la elección del vehículo en el que, más o menos, se ha avanzado”.

Desde Unauto, se recuerda que su postura siempre está a favor del diálogo. “Tratamos de buscar acuerdos a nivel nacional”, explica Martín. “No nos preocupa el paro del día 16, aunque nos preocupa que pueda derivar en agresiones alentadas desde esa facción minoritaria”. El responsable de relaciones institucionales de la asociación añade que todos sus asociados cumplen con la ley: “Estos grupos minoritarios dan información sesgada. Somos un servicio público legal, con permisos y que pasa todos los controles del mundo. Somos los primeros en contra del intrusismo en el sector”.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *