Entrevista al presidente del STAC, Luis Berbel, en la Gaceta del Taxi del mes de octubre

Concentración, en Barcelona, contra el pago de comisiones en hoteles

MADRID. LA GACETA DEL TAXI.Unos 150 taxistas según los convocantes, se concentraron a mediados de septiembre frente a uno de los hoteles que supuestamente recibe comisiones de ciertas radioemisoras a cambio de las mejores carreras. El H10 Marina es, según las asociaciones convocante STAC, Taxi Companys, CNT-Taxi, TAB, ANGET, PAKTAXI, RTA, “famoso por tener parada de taxi en la puerta y no utilizarla ni respetarla”. En vez de eso, afirman estas organizaciones, el hotel “llama a taxis de radioemisoras que pagan una comisión”.
Una problemática que, aunque no es nueva, parece haberse incrementado en los últimos años tal y como nos ha explicado el presidente del Sindicat, Luis Berbel, quien aseguró a nuestro medio que el número de radioemisoras que practican este tipo de prácticas se ha multiplicado, aunque siempre como una actividad propia del profesional, nunca como una orden de emisora.

La normativa señala que para recoger en un hotel a través de servicio de radioemisora éste debe haberse contratado con anterioridad. “No nos referimos a un servicio de emisora, sino a un servicio donde debe figurar el nombre del cliente, el hotel, la hora y hasta el número de habitación”. Una serie de datos que, según este dirigente, “los taxistas comisionistas no cumplen”.

Mientras, los compañeros de las paradas que están situadas justo enfrente del hotel ven cómo los clientes son dirigidos por los conserjes a taxis que aparecen de la nada. “Además, los conserjes saben qué tipo de servicios tienen que dar a los llamados comisionistas: los de aeropuerto. Los clientes que piden un taxi para cortas distancias son remitidos a la parada que hay situadas a la salida de los hoteles”, explica Berbel.

Desde el Sindicat lo tienen claro, “el trabajo no se tiene que comprar, sino que hay que ganar clientes ofreciendo un buen trabajo, no dinero”. Lamenta, eso sí, que parte de la culpa de la actual situación haya sido del propio sector que ha permitido que se juegue con estas reglas.

Sin embargo, arremete contra los hosteleros que pagan salarios bajos a los conserjes quienes consiguen un sobresueldo con el cobro de comisiones no sólo desde el taxi sino también “restaurantes y hasta locales de alterne”.Pese a la dureza de sus críticas, el presidente del STAC reconoce que también hay hoteles que tienen terminantemente prohibida la percepción de comisiones. Sin embargo éstos son una excepción y la realidad es que en muchas ocasiones a pesar de realizar un buen trabajo comercial desde las radioemisoras, terminan primando las comisiones en vez del servicio o la inmediatez en la respuesta.

Pero el problema no sólo afecta a los profesionales, sino que también perjudica a los usuarios. Tal y como aseguran desde el Sindicat, “es el usuario el que termina pagando esa comisión porque los taxistas que los pagan terminan intentando hacérselo cobrar”, si bien no saben cómo lo hacen. Además, son conocedores de que “muchos conserjes dan precios erróneos, siempre hacia arriba, de lo que suelen costar carreras al aeropuerto”.

Luis Berbel, presidente del STAC

Por otro lado insisten en que se está cometiendo una ilegalidad. “Se trata de un problema que afecta a Hacienda, ya que es un dinero negro que no queda registrado en ningún sitio”. Subraya Berbel que estas radioemisoras, además, “no se hacen cargo de nada, sino que es el taxista el responsable”. Desde las organizaciones, que no descartan nuevas concentraciones en otros puntos problemáticos como es la zona del puerto, piden que se refuerce la normativa para que el servicio en hoteles se atenga a lo que ésta legisla.

La comisiones en España
El pago de comisiones a hoteles no es una práctica que se practique únicamente en Barcelona. Aunque es difícil de denunciar, en otras ciudades se sabe de la existencia de este tipo de prácticas. Es el caso de Madrid, donde son muchos los profesionales que hablan de comisiones nadie tiene pruebas de que esto se realice. Y sin pruebas, es muy complicado poder proceder. Así nos lo explicó el presidente de la Federación Profesional del Taxi, Mariano Sánchez, entidad que ha mantenido reuniones con las asociaciones de hoteleros para pedirles que recurran a los taxis que hay en las paradas en vez de desviar sus servicios a las vtcs.

Por su parte, en marzo de este mismo año, la Asociación Gremial denunció a través de los medios generalistas el pago de un ‘peaje’ de entre cinco y 15 euros en determinados establecimientos. Un incremento que al final termina pagando el usuario.

También en Málaga los profesionales han protestado por esta actividad. Hace unos meses, dos taxistas de la capital recogieron 756 firmas de compañeros para pedir el cese inmediato de los supuestos pagos de comisiones que conductores de Taxi Unión realizaban a los recepcionistas de los principales hoteles de la ciudad para acaparar los servicios de esos establecimientos. Los denunciantes aseguraban en un escrito que la comisión es de 1,5 euros por llamada y a espaldas de las direcciones de los hoteles, aunque creen que podría ser bastante mayor para el trayecto hasta el aeropuerto. Desde el Ayuntamiento de Málaga, el caso fue remitido a Hacienda por si había alguna irregularidad que le competa, ya que tras ser estudiado por la Policía Local de Málaga llegaron a la conclusión de que que presentó el STAC contra la empresa Alemán Eventos ante la Generalitat que, de momento, le ha costado la apertura de 19 expedientes administrativos sancionadores, de los cuales tres ya son firmes.  “no hay delito” en un acuerdo entre dos partes.

Intrusismo y descontrol
Además de este frente, el presidente del Sindicat Luis Berbel continúa pendiente de la celebración de un segundo juicio por injurias y calumnias tras haber ha sido absuelto de la denuncia interpuesta por la empresa Alemán Eventos por daño a las personas.
Ambas demandas hacen referencia a la concentración del pasado mes de mayo contra el intrusismo en el Port Olímpic. Según esta segunda demanda, muy similar a la primera “Luis Berbel Salcedo se abalanzó sobre el Sr. Otto y, escudándose en el nuevo grupo que le escoltaba, comenzó a insultarle y calumniarle”. Durante el juicio oral, tanto Berbel como denunciado, como Jose Mª Sánchez Baena, como testigo, dejaron claro que el transfondo del juicio estaba la denuncia que presentó el STAC contra la empresa Alemán Eventos ante la Generalitat que, de momento, le ha costado la apertura de 19 expedientes administrativos sancionadores, de los cuales tres ya son firmes.

Accede a la edición completa de La Gaceta del Taxi del mes de octubre desde aquí.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *