El taxi de Córdoba sella la paz y su jornada será de 18 horas de lunes a viernes

* Los asalariados aceptan la nueva propuesta de los autónomos, que suavizan sus exigencias
CORDOBA.- Segun publica ABC el conflicto por la regulación del horario en el taxi, que ha enfrentado a autónomos —dueños de las licencias— y asalariados, quedó ayer encarrilado definitivamente. Para ello, bastó con que la Asociación de Autónomos del Taxi de Córdoba (Auttacor) diera un toque de volante para variar su rumbo: aprobó en asamblea elevar al Consistorio una nueva y «última» propuesta de reducción del servicio que consistiría en pasar de las 24 horas actuales todas las jornadas a 18 de lunes a viernes. No hará falta casi ni mandarla a Capitulares, que regula este servicio público, porque UGT, que ha abanderado a los asalariados, la dio por buena y consideró que no destruirá empleos.
Hay que recordar que inicialmente Auttacor solicitó al Consistorio, para paliar la caída de su actividad por la crisis, bajar a 16 horas de servicio máximo del vehículo por día ls primers cinco jornadas de la semana. Y el gobierno municipal aceptó su propuesta, aunque excluyendo los viernes. Eso provocó una inmediata reacción de los asalariados, que sostuvieron que con esa medida se perderían entre 50 y 60 empleos, si bien luego rebajarían esa cifra a una treintena. Denunciaron que un autónomo suele trabajar unas 12 horas al día, con lo que a los asalariados les quedarían cuatro para explotar el vehículo, lo que no sería rentable y provocaría que empleados acabaran en la calle. Ante sus quejas y las de los sindicatos, el Consistorio metió «marcha atrás» el 4 de enero y aplazó su decisión para iniciar contactos en busca de un mayor consenso.
Y el fruto llegó ayer. El presidente de Auttacor, Miguel Ruano, explicó que el cambio de postura se tomó tras una concurrida asamblea, en la que sólo hubo dos votos en contra de plantear la fórmula de las 18 horas de lunes a viernes. Justificó la variación en el «espíritu de consenso que queremos mantener, porque lo que deseamos es que la regulación de horario se ponga en marcha». Y es que en el lado positivo puso que «nos convertiremos en la cuarta ciudad del país» con limitación del servicio.

Sin despidos

Además, reconoció que «damos un paso atrás pequeño, de alguna manera». «Es para coger carrerilla», matizó inmediatamente.
Aunque el presidente de Auttacor en aquel momento no conocía la reacción de los asalariados, apuntó que creían que con su nueva propuesta «la controversia quedará resuelta». No obstante, dejó la puerta abierta a seguir defendiendo la opción de 16 horas de lunes a jueves o una intermedia respecto a la de 18 horas de lunes a viernes, que, confesó, ven como una disminución «insuficiente».
Pero para el resto de propuestas, ya no se llegará «ni a bajar la bandera». Instantes después de que se conociera la «última» oferta de Auttacor, el secretario provincial de la Federación de Transportes de UGT, Manuel Sánchez, sostuvo que, cuando el Ayuntamiento le eleve la fórmula de reducción de seis horas los cinco primeros días de la semana, «la aceptaremos». A su juicio, con este nuevo modelo de jornada de trabajo «se podrán evitar los despidos de asalariados. Es suficiente para que no se pierdan empleos por esta medida».

Pese a los ásperos enfrentamientos protagonizados en las últimas semanas con los autónomos, no tuvo problema en reconocer que su asamblea aprobó ayer una «propuesta razonable». Igualmente, alabó la labor del gobierno municipal por haber propiciado un «punto de encuentro».
No en vano, quien estaba casi como si le hubieran regalado no un taxi, sino un ferrari, era la edil de Seguridad y Movilidad, Ana Tamayo. Aseguró que el Ayuntamiento se sentía satisfecho tras lograr una «solución equilibrada». «Estirando el diálogo al máximo, pero se ha llegado al acuerdo», añadió.
Y dicha solución, ahondó, «garantiza» el servicio de taxi, palía la situación que atraviesa este sector por la crisis, evita movilizaciones y no supondrá pérdida de empleo. Señaló que este último aspecto era «lo que más preocupaba» al gobierno local. «Por eso se ha hecho un esfuerzo en la negociación», explicó.
Recalcó que todo ello se ha logrado con el «máximo diálogo» y superando las dificultades que implicaba conciliar las posturas en un sector «históricamente complicado en sí» por las diferencias internas, sobre todo entre autónomos y asalariados.
Y atentos porque próximamente puede venir la siguiente. En 2012, el Ayuntamiento debe conceder por norma nueve licencias más de taxi. Ruano ya advirtió ayer de que se opondrán a cualquier aumento. De hecho, exigió al Consistorio que «defienda a sus taxistas»; incluso, aunque ello le suponga acabar «en lo contencioso-administrativo».

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *