El Congreso pide unanimemente matrículas azules para taxis, Cabify y UberX contra el intrusismo

  • Buscan acabar con el intrusismo de servicios ilegales fuera de taxi y VTC

Madrid. El economista.- La Comisión de Seguridad Vial del Congreso ha aprobado este martes por unanimidad pedir al Gobierno que modifique el Reglamento General de Vehículos para establecer que los taxis y los vehículos de alquiler con conductor (VTC, modalidad que emplean Cabify y UberX) tengan la matrícula azul.

La medida estipula imponer matrículas diferenciadas para los servicios de transporte de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas (taxis y vehículos de arrendamiento con conductor) para incrementar la transparencia y disuadir de la competencia desleal, tal y como ya se hace en otros países como Holanda.

Miguel Ángel Leal, presidente de Fedetaxi -entidad impulsora de la medida-, explica aelEconomista.es que ésta supone “una enorme satisfacción porque un gran número de ‘piratas’ van a dejar de prestar servicios porque van a ser localizados con mucha facilidad. Buscamos que no haya vehículos trabajando sin licencia”.

Leal aclara que la medida no va contra plataformas como UberX o Cabify “cada una tiene su modelo legal” sino contra quienes se hacen pasar por VTC “que hay muchos, bastantes más que legales” o contra los conocidos como ‘falsos taxistas’ que se pueden encontrar en aeropuertos o estaciones. El presidente de la asociación explica que “con esta medida delimitaremos qué vehiculos tienen una licencia legal y cuáles no. Va a facilitar mucho la labor policial”.

Por su parte el portavoz adjunto de Podemos en la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, Juan Antonio Delgado, ha recordado durante su intervención los altos costes que conlleva mantener un taxi en España y las condiciones laborales y de seguridad que sufren sus titulares. A ésto se se suma la competencia desleal y el intrusismo que proviene de algunas plataformas digitales que están “fuera de control”, que “en ocasiones funcionan como redes ilegales bajo la falsa apariencia de economía colaborativa” y que “se hacen más fuertes cada día por la falta de medios” para combatirlos, generando economía sumergida, fraude y perjuicios a los consumidores.

Confusión con las matrículas diplomáticas

El popular Jaime Miguel Mateu Istúriz ha coincidido en la necesidad de luchar contra el intrusismo y mejorar la seguridad jurídica en el sector del taxi, algo en lo que el Gobierno de Mariano Rajoy trabajó la pasada legislatura mediante una reforma del Reglamento.

“No estamos cerrados ni mucho menos a esta iniciativa, que se podrá incorporar a futuras modificaciones del Reglamento General de Vehículos. Pero no se podrá adoptar la matrícula azul porque incide en la confusión con las matrículas de los organismo internacionales”, ha añadido el diputado del PP.

El diputado de Ciudadanos Francisco Igea ha reconocido que la iniciativa tiene “cosas buenas” y es “interesante”, aunque ha advertido de que cambiar las matrículas de los taxis “no va a bajar los costes ni mejorar la seguridad”, por lo que es necesario hacer frente a este problema de “libre competencia” con “otras medidas y no sólo enfrentarse al futuro cerrando los ojos”.

Además, ha ironizado con que Podemos ponga a Holanda como ejemplo en este caso, paradigma del libre mercado, en lugar de a Grecia. Y ha recriminado a la formación morada que haya hecho un “copia y pega literal” de la propuesta de Fedetaxi. “Les pediría que trabajen un poco más. No estamos para trabajar por un lobby, sino para trabajar por todos”, ha zanjado.

El PSOE pide ir más allá

Por su parte, el socialista Felipe Sicilia también ha expresado su coincidencia con la necesidad de hacer frente a la competencia desleal, que “pone en peligro” tanto al sector como a los usuarios de este modo de transporte, aunque aboga por afrontar el problema “de forma integral” y “no sólo con una nueva placa de matrícula”.

“Tenemos que ir más allá”, ha dicho, proponiendo crear una comisión interministerial en la que estén Industria, Hacienda y la Dirección General de Tráfico, así como comunidades, ayuntamientos y el propio sector, para tratar todos los aspectos que inciden en esta materia.

En la misma línea, Joan Baptista Olòriz, de ERC, considera “razonable” esta iniciativa tan “concreta” que, en el futuro, podría “trabajarse más allá”. Además, ha recordado que este “conflicto podría estallar en cualquier momento” por lo que es conveniente comenzar a actuar.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *